2 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Hallada Boa constrictor de dos metros de largo en el centro de Bogotá

18 de mayo de 2013
18 de mayo de 2013

Inmediatamente, la boa, que mide 2.10 metros y pesa 4 kilos, fue llevada al Centro de Recepción de Fauna Silvestre de la Secretaría de Ambiente, donde fue valorada por biólogos y veterinarios expertos.
El resultado no fue nada alentador: múltiples quemaduras en su cuerpo, una fuerte gingivitis en su boca debido a la cinta aislante con la que la amarraban para que no atacara, un color opaco y un comportamiento pasivo.

Los expertos de la Secretaría de Ambiente pasaron a la boa a un área con una temperatura más cálida donde empezará su proceso de rehabilitación, que consta de un tratamiento de hidratación y aclimatación, otro para las quemaduras de su piel y antibióticos para la herida de la boca.

“Primero tenemos que lograr que se adapte a las condiciones de temperatura y humedad, ya que de lo contrario no comerá su alimento. Haremos todo lo posible por salvarla, ya que se encuentra muy débil. Lo más probable es que su captora le ponía bombillos para darle calor, razón por la cual tiene muchas quemaduras”, informó Yudy Cárdenas, bióloga de la Secretaría de Ambiente.

Cárdenas indició que lo más probable es que esta boa tenga aproximadamente 12 años, es decir es adulta, y que proviene de algún lugar de los Llanos Orientales.

En Colombia, la boa constrictor habita en la Costa Atlántica, los Llanos Orientales y en el Amazonas, sitios que cuentan con temperaturas de hasta 35 grados centígrados. Vive en promedio 18 años, y se alimentan una vez por semana.