26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno pidió perdón a San José de Apartadó por declaraciones de Álvaro Uribe

30 de mayo de 2013
30 de mayo de 2013

Durante el acto público, el Titular de la Cartera Política señaló que en nombre del Gobierno Nacional y del presidente Juan Manuel Santos busca “rectificar y corregir afirmaciones y señalamientos generalizados, que fueron hechos en el año 2004 y 2005, por su predecesor y otros funcionarios públicos, que atentaron contra el buen nombre y la honra de los cientos de personas que integran esta valiente iniciativa por la paz, la Comunidad de Paz de San José de Apartadó”.

El alto funcionario explicó que este acto no puede ser entendido como “una retractación a título personal a nombre de Juan Manuel Santos, porque no fue él quien agredió a la Comunidad de Paz, pero sí fue el Estado en su momento, representado por sus funcionarios, el que causó daño y diezmó la confianza de los integrantes de este colectivo social hacia la institucionalidad pública”.

Por su parte, el Representante en Colombia de la Oficina de la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howlad, indicó que este “es un primer paso para reparar y restaurar el derecho a las víctimas”.

Con esta declaración, de seguimiento a la sentencia T-1025 de 2007 de la Honorable Corte Constitucional, el Gobierno Nacional reafirma el mensaje de respeto y reconocimiento al trabajo de las personas y organizaciones que promueven mensajes en dirección de la promoción de la vida, la dignidad y los valores democráticos.

Finalmente, el Ministro del Interior indico que “las víctimas han pasado a ser el eje central de la política pública del país”, como una apuesta por recuperar la confianza entre la sociedad y el Estado.

«Quiero en nombre del Gobierno Nacional corregir y rectificar afirmaciones que atentaron contra el buen nombre de muchas personas que tenían una iniciativa por la paz en Apartadó», dijo Carrillo en un acto público.

Sin embargo, aclaró que «no es una retractación a título personal sino a nombre del Estado» por algo que dijo el entonces presidente y que no es responsabilidad del actual mandatario.

«Este es un acto para rectificar esos pronunciamientos que ahondaron el dolor de una comunidad que ha sufrido la persecución de sus líderes y la muerte de muchas personas», sostuvo.

En ese sentido, dijo que «reprochamos con vergüenza las acciones y pronunciamientos del pasado».

«Desde que llegamos al Gobierno la disposición para todos los funcionarios públicos es condenar cualquier acto contra los defensores de los Derechos Humanos», aseguró.

Y agregó: «No toleraremos que hechos como los rectificados vuelvan a ocurrir en este Gobierno».

La ausencia de las víctimas

La comunidad de ese municipio, víctima en el caso, no se hizo presente en el acto de perdón público que se cumplía en el ministerio del Interior.

Las víctimas no aceparon la rectificación porque consideran que quien debía resarcirlos es el presidente Juan Manuel Santos -como cabeza del Estado- y no el ministro del Interior, Fernando Carrillo Flórez.
El abogado de la comunidad, Jorge Eliecer Molano, dijo que en ese momento fueron estigmatizados los miembros de la comunidad y elevó los niveles de riesgo para todos sus miembros.

La Corte Constitucional había ordenado al presidente pedir perdón, perdón que ahora no es aceptado y que es un misterio qué pueda suceder.

En concepto del abogado, al no haber pedido perdón el presidente Santos, podría tomarse como un desacato.