25 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno destrabó normas ambientales para macroproyectos de vivienda

17 de mayo de 2013
17 de mayo de 2013

Los titulares de cartera revelaron la resolución 0444 de mayo de 2013, que establece que “los Macroproyectos deberán promover las construcción de proyectos urbanísticos que permitan localizar asentamientos con adecuados estándares de calidad ambiental, el uso racional del suelo y armonizando las necesidades de vivienda con las de suelo para el desarrollo económico y productivo”.

Según el Ministro Uribe la resolución constituye “un marco reglamentario que contempla las normas ambientales que debe tener todo Macroproyecto”, y agregó que “lo importante de esta resolución es que tiene en cuenta la variable de riesgo, somos el tercer país de mayor riesgo del mundo después de Pakistán e India, y hemos incorporado esta variable, la sostenibilidad ambiental y la calidad ambiental”.

Además señaló que “el país ya puede adoptar los términos de referencia para la elaboración del Estudio Ambiental de Formulación (“EAF”) de los Macroproyectos de Interés Social Nacional (MISN)”.

Ya son diez macroproyectos de los 22 existentes que cuentan con la reglamentación para permitir su inicio.

El Ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, y el Ministro de Ambiente, Juan Gabriel Uribe, socializaron la resolución 444 del 15 de mayo de 2013, mediante  la cual se establecen los términos de referencia ambientales para la formulación de los Macroproyectos de Vivienda de Interés Social Nacional de Segunda Generación.

“Esta es una grata noticia porque se van a poder hacer los estudios ambientales que darán paso a la construcción de cerca de 85 mil unidades de vivienda, en 10 macroproyectos que a la fecha no habían podido surtir el trámite, en espera de esta medida que habíamos solicitado con insistencia”, dijo Vargas Lleras durante la rueda de prensa que se ofreció en las instalaciones del Ministerio de Ambiente.

La resolución que destraba la nueva fase de macroproyectos de vivienda (complejos habitacionales integrales a gran escala), establece el marco legal de referencia tanto para la elaboración técnica de los estudios ambientales en la etapa de su formulación, como para la revisión de los mismos por parte de las autoridades ambientales competentes.

Además, se amplían los estudios técnicos referentes a amenaza, vulnerabilidad y riesgo, permitiéndoles a los promotores determinar las medidas de mitigación tanto en el área del macroproyecto, como en el área de influencia, garantizando así la estabilidad de las obras de infraestructura y la construcción de las viviendas que se desarrollan en el macroproyecto y sus alrededores.

“Los macroproyectos de vivienda de segunda generación son uno de los instrumentos fundamentales del Gobierno Nacional para atacar el déficit habitacional en el país. Me alegra mucho que, por fin, con esta resolución que estábamos esperando desde hace un buen tiempo, miles de familias puedan hacer realidad el sueño de tener casa propia”, manifestó Vargas Lleras.