1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Fray Rodín y Molano en la Habana

23 de mayo de 2013

fray rodinPero primero , mi reconocimiento al expresidente Uribe.  Aquí  hemos estado y nos hemos quedado con la poética fórmula de que para salvar así sea una sola vida , hay que agotar todos los mecanismos posibles que nos permitan  acallar las armas. Pablo Catatumbo reconoce que Uribe quiso acercarse  a las Farc y no propiamente para darles chumbimba. No. Planteó, a través de Frank Pearl, un diálogo secreto con él o con Alfonso Cano, en el Brasil. Y despejó , PORQUE URIBE NECESITABA NUESTRO APOYO,  ( mayúsculas nuestras  y risas nuestras también: ja, ja ,ja), Barragán, Santa Lucía y La Mesa, lo » que se puede verificar por las fechas » ( ? ). Iván Márquez agrega que Uribe les hizo saber que estaría dispuesto a despejar los municipios de Florida y Pradera para conversar. Y yo agrego: para  dialogar con la guerrilla, de igual manera,  le entregó  su confianza al Comandante Hugo Chavez Frías  y a  Piedad Esneda Córdoba Ruiz a ver si ablandaban a los escurridizos de las Farc y así cumplía con el deber constitucional de buscar la finalización de la guerra.

Pablo Catatumbo anota que con Gaviria estuvieron  muy cerca de un arreglo de verdad. Pero que fracasó por un asunto numérico. Gaviria a través de sus voceros le ofreció a  la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar cinco cupos en la Constituyente del 91, pero la Coordinadora aspiraba a veinte. Gaviria se mantuvo en su  propuesta, no se la aceptaron, vino lo de Casa Verde y el guerrillero concluye: » El error de Gaviria y del M 19 fué pretender que se podía hacer una paz parcial, una paz oportunista, sin que estuviéramos todos….Gaviria y su comisionado , Rafael Pardo, prefirieron negociar con Carlos Pizarro, pero al que, cabe recordarlo, le facilitamos los medios económicos de los que carecía el M 19 para que pudieran poner en libertad a Alvaro Gómez cuando lo retuvieron».  Desconocido episodio , que por su valor histórico bien vale la pena esclarecer. No olvidemos que Jaime Bateman, padre del M 19, fué secretario personal de Jacobo Arenas.

Con Ernesto Samper, Iván Márquez  cuenta que no negociaron  «porque no tenía legitimidad suficiente para adelantar una negociación de paz » ( ¡ que tal esto  : un elefante diciéndole a otro orejón ! ) y  porque Samper quería negociar en medio del conflicto, » lo que para nosotros ha sido siempre un errror». Entiendo que el expresidente hoy es partidario de que se negocie con tregua bilateral. Los únicos que no se devuelven son los ríos.

El rollo de la silla vacía de Pastrana  lo devela Marco León Calarcá . Dice que Andrés Pastrana quiso emboscar a Marulanda con lo del Caguán, pero que Tirofijo » que era un experto en emboscadas y un guerrero noble » ( sic) se le adelantó, le hizo saber a Andrés que no iría a la apertura de las conversaciones y que Pastrana, a sabiendas, fue  y se presentó para hacer quedar mal a Marulanda. Sin embargo, el raciocinio que se hizo Marulanda, de carácter estratégico, para dejar solo a Pastrana, fue el siguiente, que encontramos en un interesante libro cuya autoría es de la Corporación Observatorio para la Paz, del M 19, » Guerras Inútiles «, con prólogo de Antanas Mockus, quien cita  a Marulanda . » Si yo me hubiese presentado a ese acto, los guerrilleros de las Farc hubiesen pensado que ya la paz estaba hecha, que las conversaciones era sólo para arreglar los detalles; por eso no fuí «. Mas sabía el diablo por viejo, que por diablo.

Y del proceso de paz con Santos, extractamos : Iván Márquez : «un día nos llegó un texto autorizado por él, pero sin su firma, diciendo que el gobierno podría estar interesado en explorar una solución política al conflicto armado….Alfonso Cano respondió en medio de un intenso acoso militar…»sí, exploremos». Después envió otro mensaje más claro: » Conversemos «. Y ahí ya llevan más de seis meses: conversando. Molano pregunta: ¿ Hubo alguna condición previa ?.  Catatumbo responde:  » la única condición fue que la clase dirigente, representada en los dos partidos tradicionales, reconociera su responsabilidad histórica en la violencia desde sus orígenes hasta el presente; ese solo hecho abriría una perspectiva, una avenida de paz. SANTOS, HAY QUE SUBRAYARLO, ESTUVO DE ACUERDO». ( Las mayúsculas son nuestras; el subrayado , de la guerrilla ). Las directivas del conservatismo y del liberalismo, deben preparar los golpes de pecho, la contrición de corazón y el propósito de la enmienda. Y de las armas ¿qué ? , pregunta Alfredo. Contesta Jesús Sántrich, el de las gafas oscuras y del » tranquilo Bobby » : » Marulanda dijo : «Si los cambios se hacen por la vía democrática, las armas serán innecesarias «. Nosotros no estamos apegados a ellas.  (  Cincuenta años de bala ¿ no es apego ?. ¿ Será entonces encoñamiento?. Con perdón de las señoras )  A la hora de la verdad, si hay buena voluntad  de las partes,  las armas son un asunto secundario. El Ira no ha entregado una sola pistola y hoy hay gobierno y democracia en Irlanda del Norte…Desmitifiquemos la entrega de armas. Las armas no se disparan solas. Si los compromisos se cumplen , son innecesarias, si hay voluntad de paz verdadera, todo se arregla.» Garantes del acuerdo: Smith y Wesson.

Lo demás del reportaje, es pura  letra y música repetida: la reiteración de que las Farc son víctimas y no victimarios; que se armaron en legítima defensa y que en legítima defensa han sostenido una larga guerra sin ser derrotados;   que los TLC  arruinan a los campesinos, que el oro y el carbón, que los recursos hídricos, que el modelo económico nos va a conducir a España y Grecia ( y el que ellos proponen , a Venezuela , Argentina y Cuba), que  la doctrina militar vigente y pasada, en fin, temas que están y lo estarán por fuera de la agenda de La Habana. Como lo de la Constituyente en la que la guerrilla y Luis Carlos Restrepo están de acuerdo.

No tenemos claro si los guerrilleros o Molano estaban hospedados en el Hotel Sevilla de la Habana , donde se dio el reportaje que glosamos. Pero cualesquiera que hubiesen sido los huéspedes , los envidio. Cobra por dormida unos doscientos mil pesos diarios ( unos setenta y cinco euros) y está cerca del malecón, del Paseo del Prado y de dos sitios emblemáticos : El Capitolio y el Gran Teatro. Muy distinto de los cambuches en que tanto han dormido los farianos y sus secuestrados.   Y Alfredo Molano, en sus interminables vueltones por la selva. Pero todo sea por la reconciliación nacional y por el silenciamiento de los fusiles. Y por La Vida.