17 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Fray Rodín, la marihuana y unas fotos

1 de mayo de 2013

fray rodinMe gustó más lo de Londoño por frentero. Lo de Ordóñez, además de desobligante ,su rectificación es de lo más bobo que haya escuchado. Que cuando se refirió a los porros y pasadas que utilizaban sus contradictores para insultarlo, se refería al baile folclórico, cuyo festival se celebra  en San Pelayo, Departamento de Córdoba, a finales de junio (¡Ay María Barilla!) y a las coreografías de sus bailes. No nos crea tan ma…fifios señor Procurador. Ni Londoño ni Ordóñez tienen por qué estigmatizar a los que fuman marihuana. Son una minoría de la población que pide que se les respete su derecho al  libre desarrollo de la personalidad, que traducido a cristiano quiere decir que puedan hacer de su capa un sayo y de sus físicos orificios, un candelero. Los marihuaneros del mundo y sus simpatizantes saldrán el sábado 4 de mayo a las calles a  exigir que los dejen fumar sus porros en todo tiempo y lugar,  a que respeten su aspiración a ser felices y a que consideren que con sus bronquios y pulmones nadie se debe meter. Yo no marcharé, por físico temor. Ya les voy a explicar.

En mi monacal Manizales existió un sitio de bohemia espectacular. Se llamaba Kien, así, con K, que es como una especie de símbolo adivinatorio del I Ching, donde  éramos tertulianos profesores universitarios, libreros,  estudiantes, poetas, músicos, pintores, políticos , gotereros y otras especies de la fauna trasnochadora. La marihuana se reducía a sus justas proporciones. Los policías pasaban de vez en cuando por la puerta del establecimiento, hasta que  a uno de ellos se le ocurrió ingresar y al ver semejante humero exclamó : » quedamos todos detenidos «. Que tal que me detengan en la marcha del sábado.

Pero por dárnoslas de graciosos le perdí la base a la columna. Decía que quienes  son cabezas de nuestras instituciones parecen víctimas de los alucinógenos. Pruebas al canto.Abra usted los periódicos o una emisora en su dial  y encontrará declaraciones del Presidente, de los Roy Barrera, del Procurador, del Fiscal, de la Contralora, de los Magistrados, de los Ministros, a tutiplén.  Todos , creyéndose los depositarios de la verdad única e incontrovertible y echando ingredientes a la olla donde se cocina el anárquico sancocho nacional con su caldo peligroso.El Gobierno colegislando  , embadurnando con mermelada al Congreso. El Congreso, cogobernando en la Mesa de Unidad.  El Procurador coquetiándole a la política y los políticos  al Procurador. El Fiscal, desaforado, preconceptuando sobre lo divino y lo humano. Y politiquiando. Sus  críticas a Uribe el Opositor, salidas de tiesto. Los Magistrados , legislando y de constituyentes. La Contralora, coadministrando. Y los periodistas felices de la vida, aupando las maromas de los trapecistas del gran circo nacional. Pero la prueba diabólica de que algo está produciendo daño en las altas esferas, nos lo dió el Señor Presidente, Juan Manuel Santos.  En El Tiempo apareció oliendo unas pacas de marihuana. A los pocos días de tomada esa fotografía,  en la primera página de su periódico, el domingo inmediatamente anterior, se mostró en bóxers o  calzoncillos azules , camiseta blanca de las que venden en el Only, descalzo, sentado sobre un puf amarillo y leyendo un periódico que se llama El Pilón. En Valledupar. ¡ Eche! , ¡ no joda ! ¡ Harto se le dijo que esas vainas en ayunas son muy dañinas! . Y ya que hablamos de fotos, la del Señor Procurador  del Domingo 28 de abril en El Espectador, en actitud mayestática, deplorable.Me trajo a la memoria  un incendiario emperador romano, de cuyo nombre no quiero acordarme. ¿ Quo vadis Dómine ?. Auncuando  también a Obama se le fue la mano. ¿ Que es eso de repartir fotografías a los periodistas, con capul, para tratar de identificarse con su mujer ? . A los siquiatras gringos les salió un buen trabajo.

Ojalá que quienes salgan a marchar éste sábado no solo pidan que los dejen fumar si no que legalicen el bareto o vareto. Que para los efectos da lo mismo.  . No hay derecho a que mientras aquí en Colombia ponemos los muertos, en Estados Unidos permitan hasta plantaciones caseras y consumo a domicilio. Con éste otro agregado.  He visto en mis amigos marihuaneros que los efectos de la yerba  son  menores que los del alcohol, que pasan mas bueno y que no les da guayabo. Se desestresan y no se entristecen con los boleros ni con los tangos. Son buenas personas, divertidas y algunos hasta se vuelven inteligentes. Claro que a mis hijos no les recomendaría la marihuana ni nada que se le parezca. Y una afirmación final para evitar suspicacias y habladurías. A mi mujer y a mis hijos, a los únicos a quienes les debo explicaciones en la vida, les consta que nunca he pasado de un buen vino, un whisky con agua y hielo, un tequila con sangrita o un aguardiente doble con limón y sal, para navegar por éste mundo engañoso. Y eso sí: unos amigos con quienes pueda conversar, auncuando me dejen  la casa olorosa a marihuana . Plantica a la que  le debo que, untada, puede que no le haya curado la artritis a mi madre, pero que  le permitió mostrarle un feliz rostro final a la muerte.

obama, santos  y el procurador