9 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Excongresista César Pérez deberá indemnizar a víctimas de masacre

17 de mayo de 2013
17 de mayo de 2013

La Corte especificó este jueves que Pérez García deberá pagar por los perjurios morales a los familiares de las víctimas, quienes sufrieron de estigmatización y persecución, por ser militantes del partido Unión Patriótica (UP).

El fallo destacó también “el sufrimiento que todas estas personas han debido soportar durante años, debido a la pérdida de sus familiares y el daño moral que estos les trajo”.

Para el juzgado, la masacre «generó un temor en estas personas, viéndose algunas obligadas a desplazarse o hacinarse ante la pérdida de oportunidades laborales, a causa de los señalamientos que se hizo en su contra».

El dictamen reitera además que existen pruebas suficientes para inferir que el excongresista se reunió con los excomandantes paramilitares Fidel Castaño y Henry Pérez, para planear la masacre como «retaliación» al hecho de que esta comunidad apoyó a la UP en 1988.

«(Fue) una operación sistemática y generalizada que constituye una grave vulneración a los derechos humanos», precisa uno de los apartes del texto.

En la víspera, Pérez García había sido condenado a 30 años de prisión por los delitos de homicidio, concierto para delinquir y lesiones personales, perpetrados en la llamada “Masacre de Segovia.

Esta matanza ocurrió el 11 de noviembre de 1988 en el municipio de Segovia, donde fueron asesinadas 43 personas y heridas otras 45, durante un ataque perpetrado por el grupo “Muerte a Revolucionarios del Nordeste”, liderado por el Negro Vladimir.

La justicia detalló que el lamentable incidente se llevo a cabo con el objetivo de “eliminar a los militantes de la Unión Patriótica que habían ganado las elecciones de marzo de 1988.

La UP fue un movimiento político plural de carácter democrático que surgió de los acuerdos de paz firmados en 1985, entre el Gobierno y la insurgencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El objetivo era que, a través de la UP, los guerrilleros amnistiados transitaran a la lucha política legal, para lo que el Estado colombiano ofreció total y plenas garantías.

teleSUR-ElEspectador-Rcn-ElTiempo/jl-MARL