24 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ex alcalde Londoño asegura que no está embargado

3 de mayo de 2013
3 de mayo de 2013

israel londono

Según sostiene el delegado de la Contraloría, Álvaro Trujillo, el proceso incluye medidas cautelares de embargo y secuestro de bienes e inmuebles y cuentas bancarias.

Se defiende

Al respecto, el ex alcalde Israel Londoño le manifestó a LaTarde.com que no hay tal embargo, sino una investigación preliminar en la que hay implicadas unas 20 personas.

“Me llama la atención que solo me nombren a mí, cuando en la investigación están personas como César Arango (del Ingenio Risaralda), Juan Manuel Arango (excandidato a la Alcaldía de Pereira) y Gabriel Viveros (jefe de planeación de Aguas y Aguas)”, dijo.

No obstante, el ex mandatario reconoció que hay medidas cautelares, “tengo dos propiedades y ninguna de ellas está embargada, además porque son patrimonio familiar, tampoco mis cuentas, así que aclaro que no hay embargos, solo supuestos”, comentó.

De las declaraciones del  delegado de la Contraloría, Londoño asegura que no las entiende.

“Me parecen desafortunadas, deberían ser reserva del sumario hasta que no sean un hecho, creo que todo obedece a algo político, pues de los tres delegados para la Contraloría, Trujillo es el único que habla y siempre da mi nombre. Siempre me comunico es con el delegado de la Contraloría de Bogotá, porque el proceso no está en Pereira y todas las notificaciones las hacen desde la capital”.

Los cargos

En el proceso fiscal, los cargos tienen que ver con el Pacto Cívico suscrito en el año 2011 con la Universidad Católica de Pereira (con el que se buscaba mejorar las condiciones de espacio público) y con la Empresa de Energía de la ciudad, este último, al parecer, por la presunta inversión indebida de los dividendos de la Empresa y que efectúa la Contraloría Delegada anticorrupción, desde Bogotá.

DATO

LaTarde.com consultó con un abogado quien confirmó que un embargo es la consecuencia de una medida cautelar y se utiliza para garantizar un pago que se le pide a un deudor. En conclusión, es un embargo que está en proceso pero que aún no se ha hecho efectivo, es decir, no existe.

Publicada por
Martha Karina Rotavista P.
La Tarde Pereira