1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

‘Este acuerdo permite transformar de forma radical la realidad rural de Colombia’: De la Calle

26 de mayo de 2013
26 de mayo de 2013

Para De la Calle, este acuerdo supera la visión tradicional de una reforma agraria.

«Está centrado en la gente, la economía campesina, el desarrollo territorial, el impulso de la infraestructura rural, créditos, agua potable y contiene acciones para preservar el medio ambiente, un compromiso con los jóvenes, pero más que eso, la piedra angular del Acuerdo es la reafirmación de la dignidad de la familia campesina», indicó.

Aseveró que «todo esto se hará con pleno respeto por la propiedad privada y el Estado de Derecho. Los propietarios legales nada tienen que temer».

Al explicar el principio de que nada está convenido hasta que todo esté convenido, dijo que «los acuerdos construidos hasta ahora y a los que llegue alrededor de los siguientes puntos de la Agenda de discusión solamente se aplicarán una vez se tenga el acuerdo completo para el fin del conflicto, es decir, no hay aplicación parcial de los acuerdos».

También «si a lo largo de la discusión no se llega a formalizar acuerdos en todos los aspectos contenidos dentro de un punto específico, estos pueden quedar como pendientes para ser retomados más adelante», añadió De la Calle.

Con respecto al documento final sostuvo que «una vez tengamos ese documento final -y ojalá que así ocurra- será sometido a la ratificación de los ciudadanos, por medio de un mecanismo de refrendación popular. Serán los colombianos en última instancia los que digan si quieren o no este Acuerdo».

Igualmente, calificó este primer resultado del proceso como la más

democrática garantía y que tal como lo ha dicho el Presidente Juan Manuel Santos, «este es un proceso de cara al país, transparente, ordenado y serio».

Además, dejó en claro que el Gobierno considera bienvenidas las críticas al proceso de conversaciones y reiteró que hoy el país tiene una oportunidad real de alcanzar la paz mediante el diálogo.

«Apoyar este proceso es creer en Colombia. Es darle espacio a una salida civilizada a un conflicto que ya cumplió 50 años», sostuvo.

Finalmente, con respecto a los policías y los soldados muertos en los últimos días expresó: «A sus familias nuestro sentimiento de solidaridad y respeto. Las instituciones militares y de policía, lideradas por nuestros Generales, son hoy las más apreciadas y respetadas por los colombianos».