28 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Entre Pachito y Angelino Garzón

1 de mayo de 2013

Sin embargo, creemos que las cuestión va en serio, así aparezca como una especie de broma. Se trata del inicio de una campaña en orden a aspirar ser el candidato de Puro Centro Democrático que dirige el expresidente Uribe  y alienta el señor José Obdulio Gaviria, familiar del narcotraficante que aparece en la  valla a que hemos hecho alusión. ¡Vaya paradojas!.

El señor Francisco Santos tiene todo el derecho a presentar su nombre para que los colombianos decidan si lo quieren como presidente de la Nación. De la misma manera que lo tiene Angelino Garzón, cuando dice que si no se presenta Juan Manuel Santos para la reelección, entonces él estaría pensando seriamente también en ser candidato, imaginamos que a la presidencia.

Y si hay paradojas en todo este caso, también existen coincidencias, puntos de encuentro entre uno y otro aspirante: ambos han sido vicepresidentes, ambos se han destacado por viajar mucho pero no hacer nada y sobre todo, cada vez que dan declaraciones, son desautorizados por el presidente de turno.

Le preguntaron hace poco al señor Francisco Santos que si no se daba cuenta de su protagonismo en el programa “La Luciérnaga” pero no se dio por aludido y despachó la pregunta diciendo que los políticos eran siempre incomprendidos por los medios.

Esa misma pregunta se la hubieran podido hacer al vicepresidente Garzón porque de hecho es la figura estrella del noticiero cómico de la televisión.

Así las cosas, con un presidente que anunció que quiere una reelección pero con un período recortado a dos años, un candidato de Puro Centro Democrático y un aspirante que se mueve con dificultad y nadie lo toma en serio, queda completo el panorama para que tengamos una elección presidencial bien movida pero afortunadamente con un ingrediente cómico como el que le aportó el señor Maduro a las elecciones en Venezuela.

Entretanto nos preguntamos cómo es posible que una figura como Juan Camilo Restrepo, no sea postulado por su partido (el que sea) para que juegue como candidato a las próximas elecciones. Porque finalmente, cuando éste se presentó como candidato para dirigir la Federación de Cafeteros, se le atravesó el doctor Uribe y ¡vaya paradoja!, fue el doctor Juan Camilo el que tuvo que salir al paso al gravísimo conflicto de los cafeteros, que tienen un verdadero pelmazo en su dirección.

Esperemos que otros candidatos se lancen a la palestra, porque el panorama nos parece hasta el momento, sombrío y huérfano de candidatos que enderecen este país tantos entuertos en materia de educación, salud, una justicia que ni cojea ni llega y un esperpento llamado “locomotora de la minería”.