28 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El ex juez Baltasar Garzón en el oficio de reportero

11 de mayo de 2013

Ingrid Betancourt está a punto de cumplir cinco años en libertad luego de haber permanecido seis años y medio secuestrada por las FARC. Su imagen en cautiverio recorrió el mundo y mostró la tragedia que representa este flagelo para los colombianos. Hoy tiene 51 años y ha decidido alejarse de la vida política para estudiar teología en Oxford, Inglaterra. Poco aparece en los medios pero ha roto su silencio para hablar con el ex juez Baltazar Garzón, quien la entrevistó en una capilla para el programa que ahora conduce en Canal Capital de Colombia.

Respuestas muy lentas y meditadas

Doña Ingrid habla despacio y medita sus respuestas, que en la gran mayoría se centraron en las FARC y el proceso de paz que se lleva a cabo con la guerrilla en La Habana. Recordó lo que vivió durante su secuestro al que definió como entrar en una tumba, y el trauma profundo que le dejó. Pero aun así se mostró muy optimista sobre lo que puede llegar a pasar con los diálogos que viene adelantando el gobierno de Santos con ese grupo subversivo desde noviembre pasado.

Para Betancourt una de las razones para que las FARC estén sentadas en la mesa de negociación es porque fueron derrotadas militarmente y ahora están buscando un espacio político. “Lo más importante para un ser humano es poder expresarse y lo que ellos quieren es expresarse políticamente”, dijo. Sabe que Colombia tendrá que hacer un gran esfuerzo para la reconciliación si se firma la paz. “Hay que abrir los brazos a colombianos que han sido excluidos y a los cuales no les hemos dado la oportunidad y que tienen derecho”, añadió.

El rol del  Presidente Santos en el proceso de paz

También habló del papel que ha jugado el presidente colombiano para que este nuevo intento por la paz avance. “Creo que Juan Manuel Santos es una persona que hace la tarea, él no tiene ningún complejo mesiánico, no está pensando que tiene la verdad revelada y con su intuición va a lograr la paz”, dijo al canal público de Bogotá.

Para la ex secuestrada es claro que este es el momento de la paz y que el liderazgo de Santos es fundamental para el éxito. “Está sembrando lo necesario para lograr la paz, si no lo logramos con Juan Manuel Santos, lo veo muy difícil”. Y se preguntó si alguien más podría hacerlo.

Sobre las fuertes críticas que desde el inicio del proceso de paz ha venido haciendo el expresidente Álvaro Uribe, cree que son necesarias, aunque el político le genera sentimientos encontrados. “Es positiva para el país pero perjudicial para él. Es necesaria en una democracia tener una voz fuerte de oposición, él está cumpliendo con ese rol. Esa oposición permite una mayor vigilancia a ese gobierno, en cada paso que se da. Es un aporte extraordinario. Pero es perjudicial para él en lo personal, porque ha desgastado su autoridad moral en una manera de expresar odio en un país sediento de armonía. Por eso hay un desfase en la voz de Uribe. Interpretó el sentimiento nacional cuando lo eligieron en el 2002, pero han pasado más de 10 años y Colombia está en otro momento de la historia”, le dijo a Garzón.

El alargue del secuestro

“La presidencia de Uribe fue fatal para los secuestrados porque se nos alargó el cautiverio por muchos años, pero al mismo tiempo, gracias a su intervención, logramos la libertad a través de una operación militar extraordinaria”, agregó la señora Betancourt.

Sobre su regreso a la política, dijo que ahora no es el momento, pero que tampoco lo descarta y que le hubiera servido de mucho haber estudiado teología antes que dedicarse a la política. “Yo creo que Colombia tiene muy buenos líderes, no he pensado en volver a hacer política en este momento, tampoco lo he descartado, pero no es mi plan de vida”, aseguró.

Recomienda aprovechar el momento

Por último, la ex candidata presidencial aseguró que su aportación a ese camino hacia la paz, es decirle a los colombianos que no pueden desaprovechar esta oportunidad. “Hay momentos en que el meridiano de la historia pasa por un país y vuelve y se va. Ese meridiano ha pasado un par de veces por Colombia y hemos perdido las oportunidades. Si nosotros no hacemos la paz ahora, cuántas generaciones más estarán en la guerra, ¿2, 3, 4 o 10?… Nosotros sabemos cuándo empieza la guerra, pero nunca sabemos cuándo para”.

Jorge Barón acabó con una ilusión

Lo dice el colega Edgar Hozzman, en su más reciente entrega de “Pantalla y Dial”, su columna semanal, que circula por las redes sociales:  

“La red televisiva de mayor cubrimiento en Colombia está subutilizada por culpa de la megalomanía de Jorge Barón, quien rompió un acuerdo tácito con los concesionarios de este canal. Empresarios que tenían en mente una empresa competitiva aunando su experiencia, talento y capital. Este macro proyecto que de haberse tornado  en realidad hubiera sido la gran alternativa de nuestra televisión. Todo se derrumbó cuando en el afán narcisista de Barón puso sus condiciones parroquiales, argumentando que él había hecho su empresa en solitario.

Flaco favor el que le hace a la televisión nacional el hoy director, redactor, entrevistador, pre grabador y presentador del bodrio llamado “Tele-país” que marca cero en todas las mediciones de sintonía”.

¡Qué desperdicio!

Tolón Tilín

Sigue dándole palo, en los medios, la ex fiscal general Vivian Morales al ex vicepresidente Francisco Santos. En la más reciente salida  se preguntó si don “Pacho” está dedicado a hacer el papel de “bobo” o el papel de “loco”.