26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El código curativo

28 de mayo de 2013
28 de mayo de 2013

catellanos jorge La obra de 330 páginas se titula “El Código Curativo” y sus autores son: Alex Loyd (ND) quien recientemente visitó a Colombia y dictó una conferencia en la Cámara de Comercio de Bogota y Ben Johnson (MD). En él aparecen fundamentos concretos, testimonios sorprendentes y técnicas interesantes. El meollo y la esencia radica en el profundo conocimiento del Sabio Salomón, padre del Rey David, quien determinó milenios atrás que: «Son los asuntos del corazón el origen de los problemas que puedas tener en la vida». Ciertamente, según los proverbios escriturales es del corazón que mana la vida, y un corazón moribundo indica que el paciente está inequívocamente enfermo.

El Código Curativo, con precisión médica memorable estable parámetros fundamentales sobre el origen de los males que aquejan a los seres humanos y sobre cómo eliminarlos rápidamente, así:

1.- Todo lo que te sucede, te ha sucedido y te sucederá en esta vida, queda automáticamente registrado en las memorias celulares, Engramas (http://portal.bibliotecasvirtuales.com/foros/%C2%BFque-es-un-engrama) y      los importantes, los que deciden tus futuras actuaciones son los negativos, o los que tú has grabado como negativos. 2.- Tu sistema inmunológico te preserva de todo tipo de ataque externo, de cualquier enfermedad, pero no de las decisiones grabadas en los engramas, ni del estrés 3.-Esas memorias celulares –engramas– pueden ser eliminados de tu disco duro 4.-Si eliminas los engramas de tus memorias celulares, el sistema inmunológico vuelve a quedar libre para ejercer su función de sanación, y no hay nada que no sea capaz de sanar. De igual manera, indica, si sanas los ¡asuntos del corazón!

Cabe preguntarnos entonces, ¿Cómo eliminar las memorias celulares y el estrés, la enfermedad de moda que está acabando con la humanidad? .Se recomiendan para tal efecto los siguientes ejercicios.

Haz el Código en un lugar tranquilo, privado, en el cual te relajes sin distracciones ni interrupciones. Aquí está la secuencia para ello:
«1. Califica el asunto en términos de cuánto te molesta, del 0 al 10, siendo 10 lo más doloroso.

2. Identifica los sentimientos y/o creencias no saludables que estén relacionadas con tu asunto.3. Buscador de Memorias (recuerdos): Piensa  retrospectivamente si hubo algún otro momento en tu vida cuando te sentiste de la misma manera, incluso aunque las circunstancias hubieran sido muy diferentes. Estamos buscando el mismo tipo de sentimientos o sensaciones. No tienes que escudriñar demasiado, sólo tómate un momento para preguntarte si hubo alguna otra ocasión en tu vida en la que  te hayas sentido igual a como te estás sintiendo ahora».

Explica correlativamente que nosotros «Buscamos las similitudes en cuanto a los sentimientos o sensaciones, no de las circunstancias. Si te sientes ansioso acerca de un estudio médico que te han dado, pregúntate si alguna vez sentiste ese mismo tipo de ansiedad cuando eras más joven, independiente de si alguna vez con anterioridad te habían hecho algún otro estudio médico. Dirígete hasta el recuerdo (memoria) más temprano que emerja, y enfócate en curar ese primero».

A renglón seguido sugiere la continuación del ejercicio:

«4. Califica tu recuerdo (memoria) más temprano del 0 al 10. Pudiera haber otros más. Busca ya sea el más temprano o el más intenso de todos, y trabaja primero sobre ese. Lo que ahora nos molesta tiende a ser problemático precisamente porque está apegado a, o es disparado por, una memoria no curada. Frecuentemente cuando curas la memoria más temprana o más intensa, todas las otras memorias “adjuntas” a esa memoria central se curan al mismo tiempo.

5. Di la oración por la curación, poniendo en ella todos los asuntos que hayas descubierto (“mi recuerdo (memoria) de cuando tenía cuatro años de edad, mi asunto del miedo, mis dolores de cabeza”, o lo que sea).
“Yo elevo esta oración porque todas las imágenes negativas conocidas y desconocidas, creencias no saludables, memorias celulares destructivas y todos los problemas físicos, relacionados con ___________ [tus asuntos o problemas] sean encontrados, abiertos y curados, por medio de llenarme con la luz, la vida, y el amor de Dios»…  en Cristo Jesús, Señor Nuestro.

Reafirma el propósito análogamente de la siguiente forma: «También oro porque la efectividad de esta curación sea incrementada en 100 veces o más”. (Esto le dice al organismo que haga de la curación una prioridad.)
6. Haz El Código Curativo manteniendo cada posición durante 30 segundos aproximadamente, recitando la oración:

Tengo la certeza y seguridad de que mis actuales memorias celulares y engramas han sido sanados y han dejado libertad de sanación a mi sistema inmunológico, que ahora es capaz de sanar mi cuerpo, mi alma y mi espíritu. -durante todo el tiempo que duran los ejercicios-.

Cuando haces un Código Curativo, no te enfocas en lo negativo, sino en lo positivo. Asegúrate de que rotas a lo largo de las cuatro posiciones antes de dejar de hacerlo (generalmente en varias secuencias). Haz la secuencia del Código durante al menos 6 minutos. Asegurándote de que pasas por todas las posiciones antes de que te detengas. Siempre puedes durar un poco más de tiempo, especialmente si calificaste tu asunto por encima de un 5 o un 6. Sugerimos los 6 minutos como lo mínimo.

Para muchos el proceso ha funcionado. El libro es verdaderamente asombroso y se vende como pan caliente en los últimos días en USA. ¿ Por algo será?. Probaré y veré…