28 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El cambiante mundo de la política

8 de mayo de 2013
8 de mayo de 2013

 

cesar montoyaYepes parece imbatible.Retirado voluntariamente del congreso desatendiendo el clamor de sus seguidores, semanalmente recorre las poblaciones de Caldas, pronuncia discursos, reúne a los jefes conservadores en Manizales  en asambleas multitudinarias, en alianza con otros partidos no ha perdido una sola elección de gobernadores, y en la plaza pública enfatiza que pasará a la eternidad con el pendón azul en sus manos. En esta decisión heróica sigue la ruta de Jorge Eliécer Gaitán, Luis Carlos Galán, Laureano Gómez, Mariano Ospina Pérez,  Gilberto Alzate Avendaño, Carlos Lleras Restrepo, Misael Pastrana Borrero  y Alfonso López Michelsen.Todos murieron  en los campos de Marte, ganando los combates casi siempre,  menos el último que corresponde a Dios.

La segunda generación domina el escenario actual de la política. Es polifacética. Oscar Iván Zuluaga, prohombre con semblanza presidencial; Jorge Enrique Robledo,  con aliento lejano y rebeldía bien argumentada; Luis Alfonso Hoyos, de controvertida actividad pública; Arturo Yepes Alzate, con aguda inteligencia,  dedicado a representar al departamento con los simbolismos que atávicamente nos enaltecen; Adriana Franco, elocuente, con felina garra tribunicia; Mauricio Lizcano, audaz, intrépido y perseverante; Luis Emilio Sierra,con trabajo benedictino y fructuoso proselitismo; Jairo Antonio Mejía Alvarez  con olfato tranquilo pero acertado.

Si la dimensión de los treinta años cobija muchos espacios biográfícos, hay que destacar un equipo potente que aglutina a unos capitanes,  con ganas  de conquistar un puesto preferente en la historia de esta comarca. Adriana Gutiérrez, Guido Echeverri, Hernán Penagos, Silvio Ríos, César Gómez  Estrada, Fernando Calderón Ocampo,Luis Alfonso Arias Aristizabal, Juan Martín Hoyos, Hernando Arango Monedero,  Amparo Sánchez Londoño, Ramiro Henao Valencia, Mauricio Restrepo,Jaime Rojas Ramírez,  Juana Carolina Londoño, Nicolás Restrepo Escobar, Jorge Hernán Aguirre,Octavio Cardona León, Darío Ramírez, Sandro Giraldo, Rubén Darío Valencia. Me duele en el alma mencionar a Marleny Osorio, profesional recargada de luces intelectuales. Una despreciable trapisonda judicial la inhabilitó para ejercer cargos públicos, fundamentándola en una injusticia de tamaño himaláyico. Con liviana ligereza troncharon de un tajo el auroral elipsis de su vida.

Dos personajes me entusiasman. Conozco, a plenitud, al obstinado Arturo Yepes. Circunstancias del destino han demorado su ingreso pleno a la política nacional. Tiene imperio mental, musa vociferante, ambición sin linderos y una capacidad excepcional para las gestas memorables. Estoy con él.

El otro es Hernán Penagos. Es posible que yo muera sin haberlo tratado nunca. De él me queda la excelente imagen que proyecta la televisión  y el sonoro golpe de su voz  cuando, como buen hortelano, esparce ideas por doquier.Escribe sobre temas medulares, es serio, de labia fácil, prolífico  en programas de gobierno, culto, y de exquisitas maneras para insistir en sus evangelios.

No somos un Tiresias para ver anticipadamente las alquimias del futuro, pero el olfato sí nos permite avizorar la espiral ascendente de quienes hoy  capitalizan el mundo electoral. La importancia no se hereda, se conquista. En ese rol, Yepes y Penagos se asoman a la ventana pública para contemplar  bellos jardines, entreverados desde luego con espinas.    

Hay una tercera generación en agraz. Jóvenes audaces que ya atropellan, formados en las universidades, de vigoroso temple para acometer empresas importantes. No tienen todavía  una travesía decididamente programada y se mueven a pálpitos sobre un mañana incierto pero presentido. Willian Ruiz, Omar Reina, Marcelo Mejía,  Nicolás Garavito, Andrés Duque, Wilder Escobar, Julio Aldana,Diego Tabares,David Londoño, Awar Mustafá, Cristina Otálvaro, Juan Carlos Franco, Germán Noreña, Carlos Andrés Higuera, Victor Cortés.  Tienen temple de acero y todos en la pista,  esperan la largada.