16 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Café de Colombia, primera Indicación Geográfica Protegida (IGP) extranjera en ser reconocida en Suiza

29 de mayo de 2013
29 de mayo de 2013

Este importante reconocimiento, que constituye un hito en el cambio de las Indicaciones Geográficas, será presentado mañana en una ceremonia por la Oficina Federal de Agricultura del gobierno suizo -Office Fédéral de l´Agriculture (OFAG) a la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia en el marco de la reunión del Comité de Marcas e Indicaciones Geográficas de la Organización Mundial para la Propiedad Intelectual (OMPI) que se realiza en  Ginebra – Suiza esta semana.

«Le damos la bienvenida al Café de Colombia a las 27 Indicaciones Geográficas Protegidas que han sido reconocidas y protegidas en suiza. La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia contestó todas nuestras preguntas de una forma muy profesional”, manifestó Paolo Degiorgi, de la Unidad de Calidad y Promoción de la Oficina Federal para la Agricultura del gobierno federal suizo, quien agregó “el evento en Ginebra es un testimonio al hecho de que el sistema de Indicaciones Geográficas suizo está abierto a todos los productos que puedan mostrar una buena organización y controles de calidad”.

Gracias a los esfuerzos de la Federación, Café de Colombia fue la primera Indicación Geográfica Protegida (IGP) no europea reconocida en el 2007 por los 27 países de la Unión Europea, lo que le permite al grano colombiano gozar de una protección especial al origen en este importante mercado.

Adicionalmente, el café colombiano tiene instrumentos complementarios de protección en Estados Unidos y Canadá, bajo el sistema de marcas de certificación, y en otros países goza de reconocimiento como Denominación de Origen. Suiza es un mercado clave para obtener el reconocimiento de IGP en la medida en que importantes empresas de la industria cafetera mundial tiene como sede este país para las operaciones de comercio de café.

La IGP Café de Colombia es un instrumento legal que otorga a los productores de café de Colombia, a través de su Federación,  la oportunidad  de promover y defender su origen en mercados internacionales, estableciendo  herramientas jurídicas que permiten detener las infracciones contra el origen por parte de aquellos industriales o distribuidores que pretenden aprovecharse injustamente de la reputación y calidad de este producto de reconocido prestigio internacional.

Al respecto Eduardo Muñoz, embajador de Colombia ante la Organización Mundial del Comercio, afirmó: «el Café de Colombia se ha distinguido por desarrollar una estrategia de diferenciación y de protección de su reputación que es respetada en todo el mundo. El reconocimiento del Gobierno suizo, que será otorgado en la sede de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, es otra muestra del respeto y admiración que despierta esta estrategia liderada por la Federación».
La FNC agremia a más de 560 mil familias productoras de café en Colombia y uno de sus principales aportes es diseñar e implementar estrategias de valor agregado, como la protección del origen, que se traduzcan en mayores ingresos para el caficultor.

¿Cuál es el papel de las Indicaciones Geográficas para el Café de Colombia?

Es gracias a la capacidad de desarrollar instrumentos de beneficio colectivo alrededor de una institucionalidad que más de 560 mil productores de café han logrado construir un sistema de calidad y respaldo al producto que puede gozar de protección bajo los sistemas de propiedad industrial. De esta manera se refuerzan las estrategias de diferenciación y de valor agregado, buscando siempre la protección del origen y el reconocimiento del producto insignia de Colombia
Desde sus inicios, la Federación Nacional de Cafeteros  ha buscado estrategias que permitan diferenciar el Café de Colombia como un referente mundial frente al consumidor. A través de las campañas de promoción y publicidad se ha logrado posicionar el Café de Colombia como un producto de origen y calidad, reconocido y deseado.

Gracias a estrictos controles de calidad a lo largo de toda la cadena productiva, que incluyen análisis de más de 30 mil muestras al año en el país y 2 mil en mercados internacionales, el café de Colombia, exclusivamente de la especie arábiga, se ha ido posicionando en los mercados internacionales como el mejor café suave lavado del mundo, con cualidades sensoriales de calidad y consistencia que lo diferencian, no sólo de otros cafés suaves, sino de los granos producidos a baja altitud o de la especie robusta producidos en otras latitudes.

Las indicaciones geográficas  se convierten en un elemento de vital importancia para continuar y asegurar esta estrategia de diferenciación, ya que son un instrumento de protección para evitar la competencia desleal al café colombiano y un elemento de garantía de origen ante el consumidor.