25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Centro Cultural Universitario se construirá sobre los sueños de la comunidad

24 de mayo de 2013
24 de mayo de 2013

El encuentro, que tuvo lugar este jueves 23 de mayo del 2013, lo presidió el Rector de la Institución, Ricardo Gómez Giraldo, quien plasmó su sueño: más libros, más libres.

“El Centro será un dinamizador de la cultura, un espacio visible, observable y vivible de lo que somos como Institución que jalona la cultura en Caldas. Además, será un espacio para revivir la confianza en el futuro y volvernos a posicionar aún más como una Universidad de gran importancia para la región, con el mayor cariño para estudiantes, profesores y ciudadanos”, expresó el rector.

Gómez Giraldo envió un mensaje a quienes depositaron sus sueños en el terreno: “creamos todos que con trabajo y unión somos capaces de lograr grandes proyectos como este, para la U. de Caldas y la sociedad”.

En su totalidad, el CCU tiene una inversión de $46 mil millones, pero esta primera etapa se refiere a $18 mil millones para la Biblioteca. Esta primera etapa tomará 18 meses y comenzará con la prospección arqueológica del lugar, para analizar el sitio desde esta perspectiva.

Lugar para el conocimiento

“Para la U. de Caldas este Centro constituirá un espacio de conocimiento, donde investigadores, académicos, estudiantes y profesores podrán habitar. Para Manizales este es un tema de gran importancia, porque pone al servicio de la ciudadanía un lugar para acceder al conocimiento y acercarse a temas de arte y ciencia”, dijo Felipe César Londoño López, Director del CCU.

El Director del CCU expresó: “pensamos que es vital que la U. de Caldas le ofrezca a la ciudad un espacio donde el conocimiento pueda encontrar un espacio de convivencia. Son espacios, que al estilo de Rogelio Salmona, se convierten es escenarios convocantes, que esperamos que se llenen de la comunidad para su disfrute, en el enriquecimiento del quehacer de Manizales”.

Londoño López incrustó su sueño de conocimiento, porque según él: “tenemos muchas posibilidades de desarrollo como ciudad, así como la oportunidad de afianzar nuestra cultura e identidad. Lo que nos hace falta para ser una ciudad realmente dinámica es el conocimiento, si somos conscientes de esto podremos salir adelante en muchos aspectos”.