10 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Bogotá, entre las ciudades más atractivas para la inversión en Latinoamérica

31 de mayo de 2013
31 de mayo de 2013

Así lo reporta la cuarta versión del INAI 2013 preparado por el Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas de la Universidad del Rosario y la firma chilena Inteligencia de Negocios.

La capital de la República mantuvo por segundo año consecutivo su quinta posición,  ayudada por la plataforma nacional en la atracción de inversiones, que ahora ha pasado a ser catalogada de amable (desde neutro en 2012). La ciudad  mantiene una alta calidad en su formación universitaria y ha obtenido  mejoras reciente en los índices de seguridad, que han incidido de manera positiva en la percepción de su confort urbano. Se destaca, además, el hecho de que su reputación internacional se encuentra entre las más altas de las ciudades comparadas.

El hecho más destacado del nuevo reporte lo constituye el importante salto de Medellín y Cali dentro del ranking para establecerse en el top 20 de las ciudades más atractivas para la inversión en América Latina. Santiago es este año la ciudad con las mejores condiciones para la atracción de inversión en Latinoamérica, según el Índice de Atractividad de Inversiones Urbanas -INAI- elaborado por el CEPEC de la Universidad del Rosario de Bogotá y la consultora IdN Inteligencia de Negocios de Chile, recuperando así el primer lugar que el año pasado ocupó São Paulo.

Desde 2011, estas dos ciudades se han posicionado como las más fuertes del continente. Santiago por el excelente entorno que le provee el país (gracias a sus méritos propios), y São Paulo gracias a su enorme tamaño y por ser la gran plaza bursátil de América Latina.
Ciudad de México conserva aún el tercer lugar de la edición 2013, pero Lima y Bogotá se le acercan mucho, lo cual puede anticipar una tendencia que se puede materializar en 2014.

Sin duda que la posición de C. de México es meritoria, en especial por su lucha contra la violencia y el tráfico ilegal de drogas, aunque el Distrito Federal conforma un mercado interno muy fuerte con sus municipios conurbados, presenta el segundo indicador más alto de la muestra en la calidad de su oferta de formación universitaria y consigue una alta localización de grandes multinacionales, al tiempo que mantiene en alto su reputación internacional.

Lima ocupa la cuarta plaza gracias a su persistente dinamismo económico al punto que se espera que crezca este año 7,5%. La posición de la capital peruana tiene relación directa con el buen ambiente nacional para la inversión –que persiste desde la administración del Presidente Toledo– y que se confirma con la sostenida llegada de inversionistas extranjeros, además de las visibles mejoras recientes en su confort urbano y con los avances obtenidos en su potencial financiero.

Bogotá se mantiene en un expectante quinto lugar y a cierta distancia de su más próximo perseguidor (Monterrey). La plataforma nacional en la atracción de inversiones ahora ha pasado a ser catalogada de amable (desde neutro en 2012), lo cual contribuye en el posicionamiento de la ciudad. Pero además Bogotá mantiene una alta calidad en su formación universitaria y la mejora reciente en los índices de seguridad ha incidido de manera positiva en la percepción de su confort urbano. Se destaca, además, el hecho de que su reputación internacional se encuentra entre las más altas de las ciudades comparadas.

Estas tres últimas ciudades se despegan de las siguientes y conforman un núcleo que unos años más podría disputar el liderazgo que en estos últimos años han exhibido Santiago y Sao Paulo.

Completando el listado de las 10 primeras, también se dan resultados muy interesantes. Es posible apreciar la aparición de las segundas metrópolis dentro de las naciones a través de Monterrey (6), Río de Janeiro (7) y Valparaíso (9), que merece una mención especial al insertarse por primera vez dentro de las diez primeras en esta medición, con un salto de tres posiciones desde la versión anterior.

Ciudad de Panamá se asienta en el octavo lugar como la primera ciudad centroamericana en aparecer en el listado, apalancada por una muy alta capacidad financiera y una ubicación privilegiada en el centro del continente y todo el tráfico e intercambio que le significa la presencia del canal. El desafío de Ciudad de Panamá se encuentra en dejar de ser visualizada como un lugar de paso, y lograr mantener y territorializar el enorme flujo de capitales y mercancías que hoy por hoy sólo hacen un uso utilitario de la ciudad.

Cerrando el grupo de las 10 primeras, se encuentra Buenos Aires, en un descenso constante desde la primera versión de este ranking. Con el tercer PIB urbano más importante del grupo de ciudades analizadas y ser considerada una metrópolis de más de 12 millones de habitantes, presenta un clima-país renuente a la inversión y una baja capacidad financiera. El temor que existe frente a la veracidad de las cifras oficiales, y los cambios en las reglas de negocios, ahuyenta más que invita a los inversionistas. No parecería ilusorio pensar en próximas versiones del INAI con Buenos Aires estuviera por fuera del top ten.

Las ciudades que “empujan”

Las relaciones que se dan entre 10 ciudades que siguen entre el undécimo y vigésimo lugar son interesantísimas, con una diferencia en el puntaje final alrededor de 5 puntos. Es en esta zona de la tabla donde se dan los cambios de posición más importantes, como el salto de 12 puestos de Medellín hasta el lugar 13, como resultado de un exitoso esfuerzo de posicionamiento internacional en el período más reciente, que le ha permitido hacer presencia por primera vez en el “top 20”. Debe destacarse además la ganancia de 6 puestos de Guadalajara hasta la posición 15, así como las 5 posiciones que sube Concepción y que la tienen al acecho del top ten como la tercera ciudad más importante de Chile.

En esta franja es donde también se observan notables descensos, como los 11 escalones que pierde Curitiba hasta el lugar número 22. La ciudad verde y amigable, que años atrás daba cátedra acerca de cómo es posible conseguir el desarrollo urbano a través de la sustentabilidad, hoy parece no ser capaz de avanzar de ciudad media a metrópolis. En contraste, destaca la llegada de la ciudad de Cali en Colombia al top 20 del ranking, como resultado en gran medida del mejoramiento de la plataforma nacional para la inversión, y de sus avances recientes en los índices de formación de capital humano y confort urbano.

Medellín mejoró 12 puestos hasta ubicarse en el lugar 13, como resultado de un exitoso esfuerzo de posicionamiento internacional en el período más reciente y las mejoras visibles en su confort urbano, así como su oferta de educación superior.

Por su parte, Cali que se había visto ligeramente rezagada en versiones anteriores del INAI, en el presente reporte da un salto de 10 posiciones que le permiten llegar al “top 20” del ranking, como resultado en gran medida del mejoramiento de la plataforma nacional para la inversión, y de los avances recientes de la ciudad en los índices de formación de capital humano y confort urbano.

Por su parte, Barranquilla y Bucaramanga arribaron al grupo de las 30 ciudades de la parte alta del ranking, entre las 48 ciudades comparadas. En el caso de Barranquilla, se destaca el mejoramiento notable de su calidad de vida, que ya empieza a proyectarse a nivel internacional, mientras que Bucaramanga se posiciona como la ciudad de mejor capacidad de compra entre las urbes colombianas que hacen parte del ranking. Los desafíos de estas últimas dos ciudades para ascender en el ranking se encuentran la necesidad de obtener mayor palanca financiera para el desarrollo de sus proyectos urbanos y avances de mayor magnitud en la calidad de su educación superior.