19 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Victoria de Colombia en el caso del Galeón San José

8 de abril de 2013
8 de abril de 2013

La Corte rechazó todos los argumentos de la empresa cazatesoros Sea Search Armada (SSA) y aseguró que sus pretensiones carecían de mérito. Colombia estuvo representada por la firma Arnold and Porter.

La SSA demandó a Colombia en el 2010, alegando que el Gobierno Nacional le permitió recuperar el tesoro sumergido del Galeón San José.

La SSA pretendía ser indemnizada por la totalidad del valor del tesoro del Galeón San José, que la misma firma estima oscila entre 4 y 7 millones de dólares.

En el año 2011, la Corte para el Distrito de Columbia falló en primera instancia a favor de la República de Colombia, rechazando todas las pretensiones del demandante.

El fallo de este lunes se produjo tan solo dos semanas después de que se llevara a cabo la audiencia de segunda instancia.

En dicha audiencia, celebrada el pasado 25 de marzo, los magistrados que componían en tribunal se mostraron visiblemente contrariados por los argumentos expuestos por la SSA.

La decisión se produce en un tiempo récord, toda vez que los fallos de esta Corte usualmente tardan entre tres y seis meses.

Cabe mencionar que la firma demandante cuenta ahora con 30 días para solicitar una reconsideración por parte del plenario de los jueces activos de la Corte de Apelaciones. Sin embargo, la Corte prácticamente nunca concede solicitudes de reconsideración.

Posteriormente, la demandante tendría la opción de solicitar que la Corte Suprema de Estados Unidos conozca del caso, lo cual tendría que hacer dentro de un plazo de 90 días.

La Corte Suprema goza de plena discreción en la selección de los casos de los cuales conoce, y acepta un porcentaje ínfimo (aproximadamente 4 por ciento) de las solicitudes que recibe, por lo que se considera altamente improbable que la Corte Suprema decida conocer del caso en la eventualidad de que SSA decidiera solicitárselo.

Una vez que la Corte Suprema rechazara cualquier petición de esa naturaleza de SSA, quedaría en firme y definitiva la desestimación del caso en Estados Unidos.

Finalmente, el Gobierno de la República de Colombia reafirmó su intención de actuar firme y contundentemente en la defensa de los intereses y del patrimonio histórico y cultural de la Nación.