19 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un toque de erotismo….con final tecnológico.

13 de abril de 2013

Sí, ya sé que para tus estudios el pasar un último año de postgrado en la Sorbona es fundamental y por eso te apoyé cuando me lo dijiste, pero no sospechaba lo duro que iba a ser estar sin ti.
Por cierto, no me comentaste que el imbécil de Eduardo se iba también a estudiar a París. Por eso me llevé una sorpresa desagradable cuando le vi en las fotos que me mandaste de vuestra primera fiesta parisina con todos vuestros compañeros. No te fíes ni un poquito de él, ya sabes que me odia desde que te decidiste por mí.
Bueno vida mía, ya sabes que te quiero y que estoy deseando volver a verte y tenerte entre mis brazos. Ya cuento los días hasta que vengas estas navidades y estemos nuevamente juntos.
Te come a besos desde la distancia.
Tu Pedro.

Madrid, a 12 de enero del 2.013.

Hola:
Estas dos semanas de Navidades me han desequilibrado totalmente. Será que cuando esperas algo con tanta ansiedad, pones tan altas las expectativas, que luego te desilusiona o te deja insatisfecho. Todo fue perfecto, como había imaginado, los primeros días  y el tremendo frío que hacía lo combatíamos con mucho entusiasmo. En fin maravillosos recuerdos.
Por eso no entendí la decisión de iros tú y tus amigas a pasar el fin de año a la casa de los padres de Eduardo (tenía que ser él) en Granada. Sí, ya sé que allí podíais esquiar y todo eso pero tratándose de Eduardo tendrías que entender que me sentara como una patada en las gónadas. Además en las fotos que me enseñaste, no sé con que intención, aparecíais los dos en actitudes demasiado cariñosas para mi gusto.
En fin, ya ves como me encuentro. No sé que va a pasar en los próximos meses,  pero si sé que estoy angustiado.
Un abrazo.
Pedro.

Madrid, a 7 de marzo del 2.013.

Zorra:
Ya me esperaba algo así de ti. En el fondo sabía que eras lujuriosa y promiscua, aunque pensaba que tus palabras eran sinceras y que podía esperar algo de lealtad por tu parte. Está claro, ahora, que me engañaba a mi mismo. No sé si el video que me manda Eduardo con vuestras hazañas pornográficas está grabado con o sin tu consentimiento. Supongo que de una víbora como él se puede esperar cualquier cosa. En fin, tú sabrás aunque a mí ya me da igual.
Hasta nunca.
P.D. A propósito colgué la grabación (por cierto de muy buena calidad) en Twitter y en un par de sitios de pornografía amateur. Se convirtió en 6 horas en “trending topic” y aunque lo borraron enseguida, ya circula como la pólvora con el título de “Orgasmus en el Erasmus”. Sales muy guapa. A tus padres se lo envié por correo electrónico porque no creo que frecuenten las webs porno.

Nota del autor: Erasmus es el nombre de un programa de intercambio entre Universidades en Europa.