27 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«El Periodista Indeseable» – Günter Wallraff en la FILBO 2013

30 de abril de 2013
30 de abril de 2013

gunter
La suplantación de identidades ha sido la herramienta fundamental del alemán para realizar las investigaciones que lo han llevado a resonar por el mundo entero. Ha sido operario metalúrgico, indigente, e incluso afroamericano. Estos, por supuesto, son tan solo algunos de los tantos papeles que ha desempeñado con el objeto permanente de buscar justicia.

Tímido y sin idea alguna de hablar español, se comunicó con la ayuda de una traductora simultánea que transmitió para el público cada palabra que salía por boca del invitado. La charla estuvo llena de anécdotas que llevaron a la audiencia a un nivel de comprensión, casi completo, de las experiencias de Wallraff. Poniendo su vida en riesgo decidió pintarse la piel de negro, para así demostrar la permanencia del monstruo del racismo, que a pesar de las cicatrices que dejó con la Segunda Guerra Mundial, permanece deambulando por Alemania. Suplanta la identidad de un inmigrante turco, nuevamente en Alemania, logra comprender de primera mano lo que conlleva ser un extranjero en ese país que llama hogar. Los medicamentos fueron sus aliados para disimular su acento natal. Con la ayuda de éstos y un disfraz, realizó la investigación que lo llevó a escribir su mayor éxito, Cabeza de turco.

El hombre que duró encarcelado cuatro meses en Grecia, viviendo como un preso político, lanzó su último libro donde reúne los reportajes más recientes realizados. Con los perdedores del mejor de los mundos es un claro espejo de la Alemania actual. “Un país donde las empresas de marketing telefónico presionan a sus empleados para convertirlos en estafadores consumados”. Un país donde, a pesar de seguir siendo tan rico como antes, son cada vez más las personas que hoy tocan fondo.

Aunque no había pensado en realizar una investigación en Colombia, se reunió con las madres de los niños perdidos de Armero, quienes le contaron acerca de la lucha que mantienen, en conjunto con la Fundación armando Armero, para que el Estado les  proporcione las listas de estos menores dados en adopción hace 27  o 30 años.. Deploró que en casos como este no haya la suficiente preocupación estatal, de los medios y popular por que se aclare lo que pasó.

Terminada la firma de libros que cerró la charla, se mimetizó entre la gente como el periodista indeseable que realmente es.