25 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en el lanzamiento de ViveLab en Manizales

24 de abril de 2013
24 de abril de 2013

Ustedes han escuchado, yo quiero un país más justo, un país moderno, un país más seguro.

Eso de país moderno tiene muchas connotaciones. Muchas de las políticas que estamos emprendiendo, que estamos llevando a cabo, caben dentro del paraguas de país moderno; todo lo que estamos haciendo en infraestructura, por ejemplo, un país más competitivo.

Pero tal vez lo que mejor simboliza, lo que mejor representa ese país del futuro, ese país moderno que queremos dejarles a nuestros hijos, a nuestros nietos, es lo que estamos haciendo hoy aquí en Manizales con este evento y por eso quiero detenerme unos minutos y explicarles en qué consiste esta política que hemos puesto en marcha.

Cuando estábamos en la campaña, con el doctor Diego Molano (Ministro de TICs) y con otros miembros de la campaña, comenzamos a soñar con qué tipo de país queremos y a identificar esas áreas donde podíamos hacer una diferencia importante.

Y una de esas áreas, que salió casi espontáneamente, porque era evidente, fue el área de las TIC, el área de las comunicaciones, el área de la informática, el área de los computadores, de la tecnología.

Cualquier país que quiera tener un mejor futuro tiene que concentrarse en esas áreas. Y lo mismo con una palabra mágica, que se ha vuelto una palabra muy importante: el emprendimiento, la innovación.

Y tomamos todos esos elementos: tecnología, emprendimiento, innovación, investigación; ahí nos sumimos en torno a una política pública y que fue la que hemos puesto en marcha.

Por eso identificamos una de las locomotoras como la locomotora de la innovación, para que este país pueda internalizar, interiorizar esa cultura de la innovación, de buscar siempre mejorar, de buscar siempre caminos más eficaces para lograr los objetivos; de eso se trata la innovación.

Pero eso requiere instrumentos, eso requiere herramientas para poderlo llevar a cabo y poderlo concretar. Y por eso nos propusimos, por ejemplo y ese es un objetivo que en ese momento al doctor Diego Molano y a mí nos dijeron que estábamos como medio zafados de la cabeza, porque era demasiado ambicioso, y fue conectar todos los municipios del país con fibra óptica y banda ancha; los mil 200 municipios del país, todos conectados con fibra óptica y banda ancha.

Pues bien. Vamos por buen camino. Inicialmente nos habíamos propuesto 750 municipios y después de algún tiempo dijimos que todos.

Ya hay una licitación que se está cumpliendo y vamos a terminar el cuatrienio con todos los municipios conectados.

Eso es la infraestructura de la tecnología, son las autopistas que van a conectar a todos los municipios; pero una autopista sin tractomulas y sin los productos para transportar por esas autopistas y la gente para circular, pues no tiene ningún uso, no tiene ningún sentido. Y por eso también le hemos dado una gran importancia a desarrollar lo que llaman contenidos digitales.

Es una industria nueva, una industria que está cambiando todos los días y donde se requiere y donde se requiere una gran dosis de innovación y de emprendimiento.

Ayer, precisamente, anoche, en Bogotá estábamos celebrando el primer año de una institución que creamos en el Gobierno, que se llama iNNpulsa Colombia, que la pusimos a depender del Banco de Comercio Exterior, de Bancóldex, para promover el emprendimiento, la innovación.

Después de un año de estar funcionando eso ha sido un éxito impresionante. La cantidad de colombianos talentosos que simplemente con darles los instrumentos y la oportunidad, ya hoy han logrado tener éxito a nivel mundial, es impresionante.

Ayer tuvimos algunos ejemplos en esa celebración de los muchísimos colombianos que con simplemente darles una simple ayuda, tienen empresas, empresas importantes, empresas que están teniendo éxito en el mundo.

Pues bien. Dentro de ese contexto, dentro de esa política pública, de esta política de las TICs, de la tecnología, juega un papel fundamental. Y lograr sembrar la semilla para que más y más colombianos puedan tener acceso a esa tecnología, es parte fundamental de esa política pública.

Por ejemplo, las casas gratis que estamos entregando, que ya comenzamos a entregar en todo el país, todas tienen una conexión de Internet y a todas les vamos a dar —con el Ministro (de las TICs)— un subsidio, 300 mil pesos, para que compren el mejor computador que esté disponible en el mercado.

Un computador que en Colombia es más barato que en cualquier otro país de toda América; tenemos los computadores más baratos de toda América.

¿Para qué? Para facilitarle la tenencia de los computadores a la mayor cantidad de gente posible.

¿Y eso qué significa? Que esos niños y niñas que van a estar viviendo en esas casas, que son los más pobres de los pobres —porque esas casas se les van a dar a la gente que nunca pensó que iban a poder tener una casa—, esos niños van a tener el mismo acceso al Internet, a la tecnología, con un computador de la misma calidad que tienen los niños más ricos de Manizales, de Bogotá, de Nueva York, de Tokio o de París. El mismo.

De eso se trata también, usar la innovación y la tecnología para avanzar en materia social.

Pero al mismo tiempo Colombia necesita descubrir y también adoptar nuevas formas para crecer y para generar empleo.

Sin nos quedamos simplemente produciendo café, si nos quedamos simplemente produciendo textiles, pues cada vez vamos a estar en mayores dificultades, porque cada vez hay más competencia, y cada vez va a ser más difícil lograr colocar nuestros productos en el mercado, porque son mercados que cada vez son más competidos. Y además son mercados que crecen a una tasa muy bajita.

Por ejemplo, esta industria de los contenidos digitales está creciendo en el mundo al 12 por ciento. El resto de la industria en general está creciendo cuatro veces menos: al 3 por ciento.

¿Qué le conviene más al país? ¿Meterse en una industria que está creciendo al 12 por ciento o mantenerse en una industria o en una actividad que cuesta el 3 por ciento? Por supuesto que lo primero.

Y eso es lo que estamos haciendo con esta política que estamos poniendo en marcha, con los ViveLab que estamos aquí inaugurando.

Son centros de cómputo muy sofisticados, con la más alta tecnología, para darles a los colombianos las herramientas para que su talento se pueda utilizar y se pueda maximizar.

El hecho de que estemos en Manizales no es —y tengo que reconocerlo señor Gobernador (Guido Echeverri) y querido Alcalde (Jorge Eduardo Rojas)— producto de mi gran amor por Manizales.

Es que Manizales tiene una característica. Que en esto de las TICs, todas las propuestas que se reciben en el Ministerio de las TICs, las mejores vienen de Manizales; los más talentosos en materia de TICs vienen de Manizales.

Y cómo me complace ver a un Alcalde (Jorge Eduardo Rojas) entusiasmado con este tema. Porque no es lo que dije ahora sino lo que hemos venido discutiendo con el Alcalde Rojas, sobre cómo Manizales descubrió algo que realmente va a significar un cambio en calidad de vida hacia el futuro muy, muy importante.

Por eso qué bueno que Manizales hoy ya, creo yo, internalizó la importancia de las TICs y está haciendo todo lo necesario y lo correcto para convertir a Manizales en un gran centro de actividad y de crecimiento en este sector de las actividades a nivel mundial que tienen tanto futuro.

En Manizales, por ejemplo, se han creado ya 14 mil empleos en estas actividades.

Hoy le dicen a Manizales, a mucho honor para los manizalitas, el Silicon Valley nacional.

¿Qué decir eso? Que aquí hay talento, que aquí hay una gran oportunidad.

Colombia está siendo señalada con unas especiales características en este sector. Y qué bueno que dentro de Colombia, Manizales este siendo señalada como la ciudad líder en este sector.

Los colombianos nos ganamos —el Ministro fue a Barcelona el año pasado—, nos ganamos el título de tener la mejor política de TICs de todo el planeta.

Y eso no fue una persona generosa, eso fue un grupo de gente que analizó las políticas de todos los países y dijeron Colombia está haciendo algo realmente importante.

¿Y allá estuvo usted, hace cuánto, Ministro? Hace un año.

Pero no solo eso. Cuénteles, Ministro, lo que pasó en su último viaje a Barcelona, para ver cómo el talento colombiano, realmente sí está haciendo reconocido.

(…).

Esto es un ejemplo de muchísimos ejemplos que ya se están viendo por el mundo entero, donde Colombia comenzando a surgir.

Qué bueno que eso esté sucediendo

Y miren lo interesante. Esto que está sucediendo ya nos está mejorando la calificación en esos índices de competitividad a nivel mundial. Por ejemplo, en el Foro Económico Mundial, esto que es lo que tal vez más ven los empresarios, los inversores del mundo como un factor de buen futuro.

Nosotros mejoramos del año pasado a este año siete posiciones, de un año a otro.

Al mismo tiempo, mejoramos siete posiciones, queridos senadores y representantes, también en materia de desigualdad. Las cifras que nos dieron la semana pasada sobre pobreza y desigualdad, ya no somos el país más desigual de América Latina; estamos en el promedio, al lado de Chile, de Panamá, de Costa Rica.

Rompimos una tendencia que llevábamos de más de 20 años. El país crecía, efectivamente, pero también crecían las desigualdades; los ricos se volvían más ricos y los pobres se volvían más pobres.

Eso lo rompimos, la tendencia comenzó a mejorar, y en estos últimos dos años reducimos los niveles de desigualdad de forma tal que no tenía precedentes en términos relativos frente a nada que hayamos hecho nosotros en el pasado, pero frente al mundo también.

Y ya no somos el séptimo país más desigual del mundo, por debajo de países y de la mayoría de los países africanos. Somos un país promedio, dentro de un muestreo de 40, somos el número 20, estamos exactamente en la mitad.

Y eso no se tuvo en cuenta en la Reforma Tributaria que aprobó el Congreso, que no fue para conseguir más recursos; fue para darle más equidad a este país.

Tampoco ha tenido en cuenta el efecto en reducir pobreza y desigualdad, de las 100 mil casas gratis que estamos comenzando a distribuir.

De manera que eso es un indicador muy importante. Desde la parte social estamos mejorando, innovando en forma muy importante; siete posiciones mejoramos en América Latina.

Y en la parte digital, en la parte de la tecnología, en la parte del futuro, también estamos mejorando; siete posiciones a nivel mundial. Dos tendencias que realmente nos dan muchas razones para ser optimistas frente al futuro.

Por eso esto que estamos haciendo hoy en Manizales, en simplemente ratificar una política y de estimular a los manizalitas a que continúen ustedes siendo pioneros, estando a la vanguardia, eso es algo que a todos nos debe unir y nos debe entusiasmar para seguir trabajando en esa dirección.

No tenemos que renunciar a producir buen café, de eso no se trata. Al café le estamos dando toda la ayuda posible. Inclusive, un subsidio por el cual fui criticado, porque era dizque que demasiado subsidio para los cafeteros en este momento de angustia por diferentes razones; no, el café tenemos que seguirlo produciendo.

Pero si queremos generar más empleo, si queremos absorber esa mano de obra que viene del campo, si queremos tener un empleo digno, un empleo bien remunerado, tenemos que encontrar sectores que crecen a un ritmo mucho mayor.

Este es un sector, este es el sector. Y por eso qué bueno que estemos ya posicionados. Qué bueno que ya ciudades como Manizales tengan ya la cultura, porque esto es importante, que aquí en las universidades ya se están creando centros de todo tipo que estimulen el talento, que estimulen a la creación de nuevas empresas y que se conecten con el futuro, con un futuro promisorio.

Aquí hay que innovar todos los días. Son sectores e industrias que tienen que estar mejorando todos los días.

Ustedes lo ven en los mercados internacionales. Si Apple produce un producto que tuvo éxito, la acción se sube, quedan más empleos. Y si viene otro y le mejora ese producto, esa acción del otro sube y la de Apple baja.

Es una competencia dura, pero es la competencia en la que hay que estar. Porque estar por fuera de esa competencia, eso sí es la garantía de que el futuro no va ser promisorio.

Por eso bienvenidos, como diría un querido expresidente, bienvenidos al futuro.

Porque aquí está ese futuro en Manizales. Porque eso que están haciendo ustedes es sembrar futuro, eso es generar un país más moderno, un país que realmente pueda decir que está en la vanguardia en aquellos frentes, en aquellos sectores que nos van a garantizar ser un país más justo y un país más seguro.

Muchas gracias».