16 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Quindío cayó ante el Junior en Barranquilla

18 de abril de 2013
18 de abril de 2013

Fue un partido marcado por la irregularidad de ambos equipos. Junior aprovechó una de las pocas opciones que creó en todo el encuentro y certificó la victoria. Quindío, por su parte, desperdició todo tipo de opciones, perdonando a un rival que nunca quiso tomar la iniciativa del juego y que se dedicó los 90 minutos a esperar ordenado en su campo, contraatacando en momentos claves.

Los cuyabros tomaron la iniciativa desde el pitazo inicial, utilizando las bandas como vía ofensiva para llegar a predios del arquero Sebastián Viera.

En los primeros 15 minutos, los locales tuvieron tres aproximaciones claras, en los pies de Jorge Horacio Serna, Juan Camilo Vela y Carlos Robles, pero cada remate careció de precisión.

Junior esperaba tranquilo en su campo, creando su primera llegada al minuto 16. Salida rápida por el costado derecho, Jossymar Gómez recibe un pase al borde del área y saca un remate que besa el vertical.

La más clara de la etapa inicial llegó al minuto 39, a través de un penal a favor del Quindío. El delantero Jorge Horacio Serna cobró duro al centro del arco, pero su remate se estrelló en el horizontal y salió desviado. Con esa acción se cerró una primera parte marcada por la carencia de emociones.

Segundo tiempo. El inicio de la etapa complementaria mantuvo la misma línea, un Quindío que presionaba adelante, pero que carecía de claridad, y un Junior ordenado, que esperaba tranquilo el error del rival para intentar marcar.

Y como el que no hace los goles los ve hacer (ley sagrada del fútbol), los tiburones castigaron la ineficacia del rival anotando la apertura del marcador. Al minuto 19, Dayro Moreno recibe un pase de Luis Carlos Ruiz, llega hasta la última línea y levanta un centro preciso a la cabeza de Edwin Cardona, que venía entrando por el centro del área y que solo tuvo que empujarla al fondo de la red. Gol y respiro rojiblanco.

Con el marcador en contra, el Quindío entró en la desesperación. Yílmar Filigrana, que ingresó al minuto 28, tuvo un par de opciones, pero Viera respondió en ambas ahogando el grito de gol. También intentaron Tesillo, Vela y Castañeda, sin premio alguno.

Al final, Junior pudo aumentar la cuenta, pero Ruiz, en dos oportunidades, y Jossymar fallaron en la última jugada.

Triunfo importante que da vid y tranquilidad, además de alimentar la ilusión rojiblanca.