28 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El poder y la grandeza

14 de abril de 2013

natalia marulandaDiversas manifestaciones de amor y odio a ella vienen observándose no únicamente en el Reino Unido, sino en todos los lugares donde se libra una batalla de “buenos y malos” en lo económico y político, ámbitos en los que Thatcher tuvo una posición radical que puede ilustrarse en dos de sus frases más célebres: “a cada cual según sus méritos y no según sus necesidades” y “no existe esa cosa llamada sociedad”.

Ese mismo día abandonó este mundo José Luis Sampedro, pero la noticia de su fallecimiento no se conoció sino hasta el 9 de abril, porque fue su voluntad que sólo se diera aviso después de su cremación para evitar ser despedido con honores de cualquier tipo.

Para quienes tuvimos la oportunidad de conocer la vida y obra de Sampedro es admirable su trayectoria: fue un economista reconocido, ocupó el cargo de subdirector del Banco Central de España, brillante profesor universitario, senador, miembro de la Real Academia de la Lengua Española y ante todo uno de los más grandes escritores españoles del siglo XX y lo que va del XXI.

A diferencia de “la Dama de Hierro”, que hace más de una década había desaparecido de la escena pública, a Sampedro se le veía aparecer frecuentemente en charlas y debates, ofrecía entrevistas en las que mostraba una gran sensibilidad social y escribió el prólogo de la edición española de uno de los libros más polémicos que recientemente se han publicado en Europa como es “indignez-vous!” o “indignaos!” del francés  Stéphane Hessel, que sirvió de inspiración al movimiento de los indignados o ¡Democracia Real Ya! en España.    

Sampedro se fue en la flor de su vida aunque murió a los 96 años, tuvo la capacidad de interactuar y ser el referente de una generación de gente joven a la que frecuentemente se dirigía para recordarle que no está perdida y que debe pensar en el futuro. Comparta o no su forma de ver el mundo, nadie duda de la grandeza de este hombre.

En entrevista para el diario “El País” en el año 2011, Sampedro expresó que era su deseo “morir como muere un río en el mar” y que “ya sentía la sal”, hace apenas unos meses manifestó “estoy feliz, feliz, en estos días finales de mi vida”.

El próximo miércoles 17 de abril se llevará a cabo el funeral de Margaret Thatcher; la polémica sobre la cantidad de invitados, el costo y la duración de la ceremonia se incrementa en medida que se acerca ese día. Los exorbitantes gastos, que ascenderán a más de 10 millones de libras, darán fe del poder que ejerció mediante las armas y el uso de la fuerza.

Nada de eso se necesita para recordar a José Luis Sampedro, cuya obra está disponible para la crítica, la admiración y el regocijo de todos. Las comparaciones son odiosas, pero entre el poder y la grandeza me quedo con la última.   

Columnas del autor

Inconveniente, innecesario e injusto«