28 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Crisis en La U por acusaciones de pedido de cuotas burocráticas a Santos

11 de abril de 2013
11 de abril de 2013

Luego de que el senador Armando Benedetti Villaneda acusara a los senadores Roy Barreras Montealegre y Mauricio Lizcano Arango de pedir que salieran los ministros de un encuentro con el Jefe de Estado para debatir sobre la “representación” de La U en el Gobierno, ahora las directivas retan al mismo Benedetti a retirarse del partido.

El presidente del partido, el senador Aurelio Iragorri Hormaza, le dijo a Benedetti que si está tan inconforme es mejor que se vaya.

El malestar es evidente en las huestes de La U por cuenta de la revelación de Benedetti de un encuentro privado, al cual, no asistió pero sí recibió información.

A su turno, Lizcano acusó a Benedetti de querer entregar la colectividad al Partido Liberal.

“Creo que está equivocado en la estrategia en la búsqueda de que los compañeros lo elijamos presidente porque cada vez lo que quiere es desprestigiar más y acabar con nuestro partido y entregárselo al liberalismo”, sostuvo.

Benedetti dijo el martes que al inicio de la reunión entre Santos y la bancada del Partido de La U, el senador Roy Barreras le pidió al mandatario que se retiraran los ministros.

El presidente Santos no accedió a las pretensiones de Barreras, “ese fue el tono de la reunión, me dijeron algunos parlamentarios que es la peor reunión que hayan tenido hasta el momento”.

Lo que pidió fue representación ministerial, “comenzaron a llorar porque dicen que los liberales están siendo mejor tratados”.

“Él dice que se quería hablar sobre el tema de la Corte Constitucional, pero jamás se han reunido con los conservadores para concretar eso (…) estoy diciendo la verdad y si no es así, renuncio”, dijo.

Ante su cuestionada actuación, Barreras negó que haya pedido puestos, como se comentó a la salida del Palacio de Nariño.

Sin embargo, precisó que sí pidió conversar sobre la elección del magistrado de la Corte Constitucional, pues ello garantizará que se hunda o no el marco jurídico para la paz.