15 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cerca de 2 billones de pesos se invertirían en nuevo aeropuerto de la sabana

28 de abril de 2013
28 de abril de 2013

Luego de conocerse el resultado de las dos consultarías realizadas por expertos aeroportuarios reconocidos mundialmente como son las firmas T Y LIN International, Landrum & Brown, Ross & Baruzzini, y el acompañamiento de la firma colombiana EDL, el Gobierno Nacional en cabeza de Juan Manuel Santos Calderon, Presidente de la República, ha tomado la decisión de iniciar un plan de inversiones en prolongación de pista norte, calles de rodaje y salidas rápidas, en el aeropuerto Eldorado, así como la construcción de un nuevo aeropuerto en la Sabana de Bogotá, específicamente en el municipio de Madrid, Cundinamarca, a donde se trasladaría toda la aviación general y de Estado que actualmente opera en la terminal capital.

Las inversiones destinadas darán mayor movilidad y eficiencia al tráfico en tierra y permitirán reducir distancias entre aeronaves, aumentando la capacidad. Igualmente, estos recursos evitarán que existan penalidades de peso en despegue o alcance, a aeronaves que transportan carga o pasajeros a destinos transoceánicos.
La construcción del aeropuerto complementario tiene un cálculo preliminar de 2 billones de pesos que incluye compra de 700 hectáreas de predios aproximadamente, para la realización del diseño y construcción del aeropuerto completo, obra que comprende pista de 3600 metros de longitud, dos calles de rodaje a cada lado, plataformas, terminal de aviación general, y las instalaciones de todas las ramas de las Fuerzas Armadas y de Policía que actualmente operan en “Eldorado” y que duplicará su área disponible existente.

Las compras de los terrenos necesarios para este fin se harán de acuerdo a la normatividad vigente, para lo cual se ha expedido ya por parte del Ministerio de Transporte, la resolución de utilidad pública de dichas áreas, con el fin de sacarlas del comercio y evitar cualquier tipo de especulación. También debemos resaltar que para la escogencia del sitio, contiguo a la actual Base Aérea de Madrid, se estudiaron todos los factores relevantes tales como zonas planas, hidrología y aguas subterráneas, presencia de asentamientos urbanos, infraestructura existente, reservas ambientales, factores aeronáuticos, conectividad, viabilidad urbana, y capacidad de expansión.

Adicionalmente a estas inversiones, se estará trabajando en dos frentes como son; la negociación con el concesionario OPAIN de obras voluntarias y/o complementarias, que aumenten la capacidad del terminal de pasajeros para llevarlo hasta 100 posiciones fijas que lo ubicarían entre los más grandes del mundo. Y por otro lado, y más significativo aun, la proyección de un gran aeropuerto comercial adicional, que llegaría a tener hasta tres o cuatro pistas, y que conectado rápidamente por vía férrea y autopista a Eldorado actual, constituiría en quince años, una “Aerópolis” sin igual en todo el hemisferio, posicionado a Bogotá y a Colombia como el “hub” aéreo preminente de toda América Latina y el Caribe, en virtud de su mayor infraestructura y posición geográfica privilegiada.

Para Juan Manuel Santos Calderón, Presidente de la República, esta obra es “el mejor regalo” para los usuarios del transporte aéreo que nos llevarán a la Capital del país hacia la prosperidad, la economía, la competitividad, y la conectividad de Bogotá y Cundinamarca”.