22 de mayo de 2024

Aspirantes a granel. Y los programas?

9 de abril de 2013

ferney pazMás que diatribas y expresiones  coloquiales, que “ soy el mejor , pongo a disposición mi transparente hoja de vida, el senador  amigo, un representante para todos , unidos venceremos ,” atiborrando de  propaganda las  calles, postes y espacios públicos de las ciudades, con una impresionante contaminación visual y ambiental, es  obligación de los candidatos frente a sus   posibles electores presentar sus  programas  e ideas  de beneficio  social, por cuanto  se impone la rendición de cuentas y justificar sus acciones, como  voceros populares  y depositarios de un mandato.

De suma importancia para los votantes  resultaría conocer que  piensan  y nos explicaran las posibles soluciones a los factores generadores de violencia, en especial con el conflicto armado y la delincuencia común que viene azotando  a las comunidades de  una gran parte del territorio nacional, y  que se constituye en  elemento disolvente del bienestar social, que  no es más que la creciente inseguridad ciudadana, en las poblaciones urbanas y rurales.

No es secreto alguno, como a diario el ciudadano corriente, a quién el Estado debe darle la protección legal y constitucional, ve afectado su desplazamiento laboral, se abusa de la niñez, se alude al paseo de la muerte, secuestros selectivos y de pequeña monta, balaceras en las comunas y barrios de los grandes centros urbanos, hurtos, robos, atracos a mano armada,   la extorsión a  pequeños comerciantes, sin que se nos plantee, que  políticas  defenderán  y tratarán de sacar adelante para mitigar estos fenómenos sociales que  tienen su origen en un mundo agobiado por sus débiles economías, el desempleo, la drogadicción y otros factores que sirven de foco para la delincuencia organizada.

De igual manera, quisiéramos conocer qué se nos propone sobre el tema de la violencia  intrafamiliar, que lesiona la paz doméstica, haciéndose imperativo el trabajo mancomunado con los organismos estatales, para la ejecución de programas que reivindique la familia y erradiquen las causas de dicha violencia, en donde  participe el ejecutivo, la rama judicial y el Icbf, para  la evaluación de las causas endógenas y exógenas de este grave problema.

Capítulo aparte, y es  de esperarse que se plantee, la importancia de la  institución de la policía,  que debe merecer todo el apoyo ciudadano?, pero que hacer  para que se adopten mecanismos eficientes  para la vigilancia rural, protegiendo a los  hombres del campo,  como generadores de la riqueza regional.?

Y si a los temas anteriores, se le suman los que tocan con  la seguridad social, régimen  de pensiones, empleo, vivienda digna, educación, se llegará a la conclusión, que  la campaña que se  avecina tiene que estar marcada  sobre puntos de  interés social y no ubicarla con criterio  mercantilista electoral.

Abrigamos la esperanza  que todas estas inquietudes sean esbozadas con claridad y altura política, si  deseamos transitar por los caminos de progreso, paz y concordia, y  se logre conquistar esa franja incrédula y decepcionada, blindando el debate de tanto promesero  que aprovechando el momento electoral, está más pendiente de sus propios intereses que los de la colectividad.

A los aspirantes  un elemental consejo: No se preocupen por la campaña del contendor, hagan su propio trabajo político, ni utilicen mecanismos de desprestigio, de la conseja, el rumor y encuestas  con sesgos de  favoritismo que mucho daño le  hace a la voluntad popular, y apelen a la famosa oración de  Gandhi: “Ayúdame siempre a ver  la otra cara de la medalla, sin inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo».

ADENDA: Respecto al fallo del Tribunal de la Haya: Constituye principio del derecho Internacional, que una nación únicamente entrega su territorio, o una parte de él, cuando pierde una guerra y se declara irremediablemente vencido ante el poderío material del contrincante, dando origen a la figura jurídica del “Reconocimiento a  insurgentes,” que se presenta cuando en un Estado, una organización rebelde domina de hecho una parte del territorio y logra afianzarse en su lucha contra el gobierno central.

Colombia es el único país del mundo que periódicamente ha venido recortando  su extensión territorial. Hacia el año 1.832, después de la disolución de la Gran Colombia, el país poseía dos millones de kilómetros cuadrados. Hoy sólo le quedan 1.141.748. Entre incisos de una maraña de acuerdos (25 tratados y 65 canjes de notas, negociaciones, actas, laudos, arbitrajes, pactos, convenios, protocolos, sentencias, transacciones y comisiones mixtas), se han entregado en poco más de un siglo, casi 1.000.000 de kilómetros cuadrados, el equivalente de lo que son hoy Venezuela y Bolivia.

Lo anterior, sin contar el despojo del reciente fallo de la Haya, que corresponden  a 75.000  kilómetros cuadrados de mar Caribe en el litigio con Nicaragua. Dejo el análisis y los comentarios sobre el tema  a los  visitantes del portal.

Bogotá , abril 9 del 2013.

Columnas del autor

*9 de abril: magnicidio de Gaitán.
*Las paradojas de la actividad financiera.
*Marcha por la paz y la debida justicia
*Relación periodismo-justicia.
*Colpensiones: una ofensa a la seguridad social
*
Blindar el voto
*Aerocafé: con la cruz a cuestas
*La edad de retiro forzoso en la rama judicial
*Esfuerzo presupuestal del Estado VS eficiencia judicial
*La circunscripción nacional para Senado en Colombia
*
La mal llamada reforma tributaria.
*En la búsqueda de un año promisorio.
*
Reflexiones de fin de año.
*Los cacos de «Interbolsa»

*El desplome de Interbolsa.
*¿Qué hacer para que los fallos judiciales se profieran a tiempo?
*
Recuperar la confianza pública
*Por un Caldas diferente
*Una causa justa
*El adiós a un gran señor
*Estado de Derecho o Estado Rodín
*La verdadera labor del político
*Preguntas que requieren respuestas
*Política social e intercambio humanitario
*¿Cuál democracia?
*Solo la verdad en la búsqueda de la paz
*Por el decoro y dignidad profesional del abogado
*La crisis del Estado e indiferencia ciudadana
*Se agitan tesis de revocatoria
*Reforma a la justicia: un compromiso institucional
*Santos y de la Calle, los ases para la paz
*La libre expresión y la paz como política de Estado
*A propósito de un fallo judicial