27 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Acepta cargos por homicidio y abuso sexual a su sobrina

12 de abril de 2013
12 de abril de 2013

Los hechos, investigados por servidores del CTI bajo la coordinación de la Fiscalía 27 Seccional, ocurrieron en el municipio de La Virginia (Risaralda) en la mañana del 28 de octubre de 2012, cuando la niña Angie Xiomara Valencia Cárdenas salió a la tienda del barrio y no regresó.

Ocho días después de la desaparición, el cuerpo de la menor fue hallado en avanzado estado de descomposición en el lote 66 de un cañaduzal en la Hacienda Jamaica, ubicada entre las poblaciones de La Virginia y Balboa (Risaralda). Sin embargo, por las prendas de vestir y los análisis de rigor se estableció la plena identidad de la víctima.

Según lo expuesto por el fiscal del caso, un testigo menor de edad, vecino del agresor y la víctima, fue quien indicó que el día de los hechos, horas antes de la desaparición de la niña,  vio a Cardona Salazar cuando se movilizaba en su bicicleta por la vía principal que une a ambos municipios, y que en la barra del velocípedo llevaba a la menor.

No obstante, en una entrevista rendida por el procesado, este indicó que la bicicleta se la habían hurtado de la puerta de su casa, lo cual despertó la sospecha de los investigadores, pues siendo su medio de transporte para el trabajo como labriego, no formuló la denuncia. Días más tarde, la bicicleta fue encontrada a 80 metros de donde se produjo el hallazgo de los restos de Valencia Cárdenas.

Así mismo, otras de las pruebas indiciarias que ubicaron a Cardona Salazar como supuesto homicida, quien además habría premeditado el crimen, fue el cambio de comportamiento, la huida de la región y el conocimiento que tenía de la zona, ya que había trabajado cuatro años en los predios de la citada hacienda y sabía dónde podía ocultar el cadáver.

En desarrollo del proceso, la Fiscalía estableció que al parecer el menor que sirvió de testigo y que señaló al tío de la niña como responsable, también habría participado en los hechos; pero por causas aún sin determinar el menor fue asesinado recientemente.

El acusado está privado de la libertad en la cárcel de varones La 40 de Pereira, donde permanece desde el 5 de diciembre último, cuando fue aprehendido por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía de esa ciudad, en La Pintada (Antioquia).

La audiencia de individualización de pena y sentencia se llevará a cabo el próximo 10 de mayo en La Virginia, donde el Juez Promiscuo del Circuito con función de conocimiento dará a conocer la pena que deberá purgar el encartado por los delitos de homicidio agravado y acceso carnal violento con persona puesta en incapacidad de resistir, agravado por cinco circunstancias.