16 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un año de resultados de la Unidad paras las Víctimas

1 de marzo de 2013
1 de marzo de 2013

directores

 

“El balance es positivo, y eso nos llena de orgullo, por eso hoy queremos ratificar nuestro compromiso con las víctimas, que son nuestra razón de ser. A ellos, les decimos que pueden confiar en que trabajaremos cada día con más ahínco, porque conocemos plenamente sus necesidades y somos conscientes del alcance de esta apuesta histórica, tanto para ellos como para el país” expresó Paula Gaviria, directora general de la Unidad para las Víctimas.

Quién compartió con los directores de las entidades públicas y privadas, empresarios, líderes de sector y académicos, los logros de la Unidad además de agradecerles todo el apoyo que desde sus áreas de trabajo han brindado en este primer año, “esta es una responsabilidad de todos, donde cada aporte hace la diferencia” añadió Gaviria Betancourt.

Finalmente, manifestó su agradecimiento a todo el equipo de la Unidad y a los integrantes de las entidades del Sistema Nacional de Atención y Reparación a las Víctimas, “quiero expresarles que estos logros fueron posibles gracias al trabajo de cada uno de ustedes”, precisó Paula Gaviria Betancur, directora de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

RESULTADOS

Planes personalizados de reparación integral

Una de las conclusiones importantes de este proceso de reparación integral, es que, más allá de un cheque, las personas necesitan acompañamiento y asesoría del Estado a la hora de hacer decidir el uso que darán la compensación económica.

En este sentido, del total de víctimas indemnizadas este año 39.965, han aceptado voluntariamente ingresar al Programa de Acompañamiento que el Estado les ofrece con este fin. La oferta del Estado incluye programas de formación profesional, técnica o tecnológica, acceso preferencial a la educación superior, apoyo para la realización de su proyecto productivo.

En total, la Unidad ha acompañado a 81.327 víctimas en la formulación de sus planes individuales de reparación.

Comités de Víctimas en 1.120 municipios del país

Celebramos la creación de Comités de Justicia Transicional en 1.120 municipios (solo faltan San Jacinto y Roncesvalles) y en 32 departamentos, así como la inscripción de 3.204 organizaciones de víctimas y defensoras de víctimas en los espacios de participación municipal, departamental y nacional creados por la Ley.

Recordemos que la Ley 1448 de 2011 les otorgó unas responsabilidades a los departamentos, distritos y municipios para atender y reparar a las víctimas, teniendo en cuenta su rol protagónico en la implementación de la Ley, por supuesto con el debido acompañamiento a las entidades territoriales desde el nivel nacional.

Para llegar hasta las víctimas en donde se encuentran, la Unidad consolidó su presencia en los territorios más afectados por el conflicto, mediante 20 nuevas sedes administrativas y 86 puntos de atención en lugares tan diversos y distantes como Turbo, Cartagena del Chairá, La Montañita, Timbiquí, Barbacoas, Quibdó o Ipiales, para mencionar algunos lugares, en los cuales fueron recibidas 2.154.647 personas.

Adicionalmente, a través del servicio telefónico y del contacto directo en puntos de atención, a la fecha se han orientado 3.996.738 víctimas.

En cuanto al alcance de la Ley, actualmente la Unidad de Víctimas, la Cancillería y la Unidad de Tierras, trabajan en una estrategia dirigida a los colombianos víctimas del conflicto que están fuera del país, la cual se dará a conocer en las próximas semanas.

Reparación colectiva, retorno y acompañamiento

Con las comunidades, grupos u organizaciones afectados por el conflicto, la Unidad trabaja en la formulación de planes de reparación colectiva que les permiten recuperar su confianza en el Estado.

El 2012 cerró con cuatro planes de reparación colectiva aprobados por los Comités Territoriales de Justicia Transicional, espacio establecido legalmente para ese fin: Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC), comunidad de El Salado (Bolívar), La Libertad (Sucre) y El Tigre (Putumayo).

Para el 2013 avanzaremos con las comunidades de La Gabarra (Norte de Santander), Buenaventura y organizaciones políticas, sindicales y de profesionales, entre ellas la Asociación Nacional de Mujeres Campesinas, Indígenas y Negras de Colombia.

Igualmente, el 2012 fue importante para comunidades como la de Mampuján ya que 785 personas fueron indemnizadas, dando cumplimiento a una sentencia en el marco de la Ley de Justicia y Paz. Hoy, la Unidad y otras entidades preparan el proceso de retorno para este año de la comunidad de Mampuján.

El 2012 fue también especial para los indígenas Embera Chamí de Risaralda que retornaron a sus tierras, acompañados por la Unidad y 20 entidades más del orden nacional, departamental y municipal, después de haber permanecido 10 años en albergues en Bogotá. Se espera que este año, los indígenas Embera Katío del Chocó, también desplazados en Bogotá, puedan retornar a sus territorios ancestrales.

Suministro de atención humanitaria y seguimiento a emergencias

En el 2012, la Unidad para las Víctimas realizó acompañamiento y seguimiento a 1.108 emergencias humanitarias; atendió 95 desplazamientos masivos, en los cuales se vieron afectados 6.295 hogares, y desarrolló 795 misiones humanitarias. En el marco de estos procesos, la Unidad entregó ayuda humanitaria en especie a 32.104 hogares.

La Unidad para las Víctimas entregó atención humanitaria en efectivo a los hogares en situación de desplazamiento, para responder a sus necesidades y contribuir a la garantía de su subsistencia mínima. Durante el 2012, fueron giradas 919.131 ayudas de atención humanitaria de emergencia y de transición. Adicionalmente, la Unidad brindó ayuda humanitaria en efectivo por valor de 11.200.258 pesos a 10.138 hogares víctimas de hechos diferentes al desplazamiento forzado.

Con el fin de apoyar el suministro de atención humanitaria inmediata de parte de alcaldías con precaria capacidad institucional y presupuestal, la Unidad expidió en diciembre la Resolución 2348 de 2012, que prevé un mecanismo expedito que permitirá complementar la atención inmediata de casos individuales.

Modelo Único de Atención, Asistencia y Reparación Integral a Víctimas, MAARIV

Atendiendo a la función designada por ley de realizar esquemas especiales de acompañamiento y seguimiento a los hogares víctimas, la Unidad diseñó el Modelo Único de Atención, Asistencia y Reparación Integral a Víctimas. Este modelo permitirá identificar, mediante intervenciones individuales y grupales, las necesidades y capacidades de la población víctima. El objetivo final de la estrategia es acompañar a los hogares en el acceso efectivo a la oferta social del Estado, que potencie sus capacidades y atienda sus necesidades con miras al goce efectivo de sus derechos.

Otros retos importantes

La incorporación del enfoque sicosocial en el nuevo modelo de asistencia, atención y reparación integral es un paso muy valioso que se ha dado. Ahora, se trabaja en los mecanismos para fortalecer todo el proceso de esta ayuda, desde el punto de vista de la cantidad y de la calidad.

También resulta muy significativo el encargo fiduciario con el cual la indemnización reconocida a 7.052 niños, niñas y adolescentes víctimas será protegida por el Estado hasta cuando cumplan la mayoría de edad. La Unidad seguirá enfocando sus esfuerzos en este grupo puntual, entendiendo que ellos son una prioridad.