28 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Pascua

31 de marzo de 2013

mario garcia
Hagamos nuestras estas estrofas magníficas de un paisano de nuestro Santo Padre, el Papa Francisco :

Aunque la tierra de siempre nos muestra muros sin fin,
y ya no vemos el cielo como una puerta feliz,
sabemos que al tercer día de cautiverio tan vil
vendrás para que sepamos por donde se puede huir.
Resucítanos, Señor,
de nuestro mundo a tu amor.

Aunque todo el mar nos cubre con su amarga inmensidad,
y el peso de tantas olas nos hunde cada vez más,
sabemos que al tercer día de tan dura soledad
vendrás para rescatarnos del fondo de nuestro mal.
Resucítanos, Señor,
de nuestro llanto a tu amor.

Aunque la noche cerrada nos agobia con la cruz
de su profundo silencio y de su helada quietud,
sabemos que al tercer día de tan ciega esclavitud
vendrás para conducirnos a la verdad y a la luz.
Resucítanos, Señor,
de nuestro error a tu amor.

Aunque del fuego que fuimos ni la ceniza quedó,
y solo hay frío y tinieblas donde hubo luz y calor,
sabemos que al tercer día de tanta desolación
vendrás para devolvernos el alma y el corazón.
Resucítanos, Señor,
de nuestra muerte a tu amor.

( Francisco Luis Bernárdez )

Con afecto, Mario