24 de mayo de 2024

Este fin de semana se inicia primera temporada de lluvias

14 de marzo de 2013
14 de marzo de 2013

Se prevé lluvias de alta intensidad en los meses de abril y mayo, las cuales podrían estar acompañadas de tormentas eléctricas y en algunos casos de vendavales o vientos locales, propios de la temporada.

Proyección de lo que se prevé a nivel general en las regiones:

•        Región Andina: se prevé precipitaciones significativas en áreas de Antioquia, Eje Cafetero, Huila, Tolima, Valle y Cauca; lluvias moderadas en amplios sectores de Cundinamarca, Boyacá y Santanderes y de menor intensidad en  áreas de la montaña nariñense y de la Sabana de Bogotá.

•        Región Pacífica: en las zonas central y norte se registrarán las mayores cantidades de lluvia no solo de la región, sino del país. Lluvias menos fuertes, aunque muy significativas, se esperan hacia el sur.

•        Región Caribe: se espera que la transición hacia la primera temporada de lluvias se registre en abril con volúmenes moderados al sur de Bolívar y Cesar, y en los alrededores del golfo de Urabá y de la Sierra nevada de Santa Marta, mientras que en las zonas de costa y en el Archipiélago de San Andrés y Providencia prevalecerán condiciones predominantemente secas. Durante mayo se prevé un incremento notorio de las lluvias en toda la región.

•        Orinoquía: durante abril, se prevé un incremento de las lluvias, con volúmenes significativos en áreas de piedemonte de Meta, Cundinamarca y Casanare; para Vichada y Arauca las lluvias serían moderadas.

•        Amazonía: el ingreso de humedad desde la Amazonía brasilera seguirá siendo importante especialmente durante lo que queda de marzo y todo el mes de abril, situación que continuará influenciando la ocurrencia de lluvias significativas en sectores de vertiente de la cordillera Oriental, específicamente en áreas de piedemonte de Putumayo y Caquetá. Durante abril y mayo se espera un incremento gradual de las precipitaciones con excepción de los alrededores de Leticia, en donde a partir de mayo empezarán a disminuir.

Niveles de los ríos

Magdalena y Cauca: Los niveles de estos ríos, oscilan en el rango de valores bajos, aunque se prevé que con el incremento de las lluvias, los aportes desde las partes altas harán que se recupere su caudal normal aproximadamente a mediados de abril.

Atrato: continuará con las fluctuaciones normales tendiendo a aumentar hacia finales de marzo, ubicándose entre valores medios a altos.

Amazonas: a la altura de Leticia se encuentra en niveles altos normales para la época y se prevé que hacia mayo comience paulatinamente a descender;

Ríos que descienden del piedemonte de Caquetá y Putumayo: estos ríos, están en el rango de valores medios a altos, razón por la cual, debe hacérsele seguimiento continuo ante las persistencia de las lluvias proyectada para esta zona.

Redoblar vigilancia en áreas inestables y susceptibles

Teniendo en cuenta el comienzo de la temporada de lluvias, el IDEAM invita a las autoridades municipales, a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), a los Concejos Departamentales de Gestión del Riesgo de Desastres (CDGRD), a los Concejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres (CMGRD), a las Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible, a las Autoridades Ambientales Urbanas y al público en general, a redoblar la vigilancia de áreas inestables y en alta vulnerabilidad, y realizar las acciones necesarias para reducir los riesgos relacionados con inundaciones, deslizamientos y crecientes súbitas en sectores de los departamentos señalados. Además se sugiere estar atentos a los Informes Técnicos Diarios y Comunicados Especiales que emita este instituto.
Recomendaciones generales
• Aprovechar y optimizar al máximo el recurso hídrico durante estos meses de lluvias

• Considerar que durante los próximos meses los niveles de los grandes ríos como el Magdalena y el Cauca, ascenderán y pueden llegar a generar afectaciones en zonas ribereñas de cultivo y de pastos, por lo tanto se debe considerar que las zonas de cultivos deben estar muy distantes de las márgenes hídricas.

• Prestar especial atención a aquellas áreas ribereñas y zonas de ladera susceptibles a deslizamientos de tierra

• Las comunidades locales y veredales, deben realizar campañas de limpieza de bocatomas de acueductos para que cuando lleguen las fuertes lluvias no se afecte el abastecimiento de los acueductos veredales y municipales

• A las autoridades, acelerar las obras civiles para el control de inundaciones y deslizamientos; mantenimientos de caminos y puentes veredales, de tal forma que ayuden a mitigar los impactos de esta temporada lluviosa

• Al sector agrícola y rural, aprovechar esta temporada para almacenar agua y darle un uso adecuado en los próximos meses

• De presentarse vendavales, asegure muy bien el techo, tejas y láminas de zinc y en general los objetos que podrían ser arrastrados por la fuerza de los vientos.

A la comunidad en general

• Revise, ajuste, cambie o limpie los techos, canales y canaletas para evitar inundaciones en las viviendas

• No desvíe ni tapone caños o desagües

• Evite que el lecho de los ríos y canales se llene de sedimentos, troncos o materiales

• Si observa represamientos advierta a sus vecinos y al Comité de Emergencias de su municipio, en la Alcaldía, la defensa Civil, Cruz Roja o Servicio de Salud. Una disminución en el caudal del río puede significar que aguas arriba se esté formando un represamiento, lo cual puede producir una posible inundación repentina.

• Conozca la señal de alarma establecida por el Comité de Emergencias de su municipio. Si no existe, acuerde con sus vecinos un sistema con pitos o campanas que todos reconozcan para avisar en su vecindario el peligro inminente de una crecida.

Sector de abastecimiento de agua para la población:

• Considere que las lluvias pueden generar flujos de detritos en zonas de montaña que pueden afectar las bocatomas de los acueductos, por lo que se recomienda hacer mantenimiento preventivo en estas áreas.

Sector agropecuario y forestal

• Se recomienda a todos los agricultores y ganaderos, que tengan en cuenta un posible aumento en la oferta hídrica y el aumento de la probabilidad de anegamientos en áreas de bajo drenaje.

• Programar lo pertinente ante el desarrollo de plagas y enfermedades propias en condiciones de mayores precipitaciones y baja radiación.

Sector salud

• Considerar que las condiciones hidroclimáticas, favorecen en algunos sectores el incremento de casos de enfermedades virales y respiratorias.

Sistema Nacional de Gestión de Riesgo y al Sistema Nacional Ambiental

• Para los Comités Regionales y locales de Gestión de Riesgo, se recomienda mantener activos los Planes de Emergencia y Contingencia y estar atentos las recomendaciones que los organismos técnicos del Sistema puedan emitir en determinado momento

Sector vías

• Considerar que la presencia de lluvias fuertes propician los deslizamientos de tierra.

• Realizar los mantenimientos de las vías principales y caminos veredales en cuanto a desagües y canalización de aguas lluvias para evitar el deterioro de las mismas.