17 de mayo de 2024

El mismo marrano con distinto lazo

19 de marzo de 2013

Todos sabemos el estado en que se encuentra la prestación de servicios de salud, inclusive para quienes tienen medicina prepagada. El gobierno anuncia que tiene lista la reforma del sistema, pero todo indica que será el “parto de los montes” en la medida que no soluciona el problema estructural sino que introduce modificaciones que seguramente no van a solucionar los problemas.

Dos aspectos fundamentales se pueden señalar en el actual sistema. El primero tiene que ver con la concepción de salud, en la medida que se enfocan la mayoría de los recursos para la curación de la enfermedad, pero se descuida de manera grave la prevención de la enfermedad, o dicho de otra manera, las medidas tendientes a consolidad un ambiente sano representado en agua potable, aire sano, ejercicio, etc. Casos se han presentado en algunos municipios en Risaralda en donde se ha logrado reducir la morbilidad y con ella la demanda de consultas y camas en los hospitales. Pero en esa medida, en lugar de estimular a esas entidades para que continúen ampliando las labores preventivas, se les castiga y recorta el presupuesto porque a ella acuden pocos “enfermos”.

Lo segundo tiene que ver con la intermediación, que ha mostrado ser nefasta hasta mas no poder. El Ministro dice que se acabarán las EPS, pero lo que se puede vislumbrar, de acuerdo con el médico investigador Mario Hernández  es la persistencia de la intermediación, con otros protagonistas y de otro lado una segmentación por estratos, que bien ha resumido así: Básicamente, lo que dice el gobierno es: vamos a constituir un fondo único con impuestos y con cotizaciones (algo que muchos hemos propuesto), pero conserva a unos intermediarios que ahora van a ser de distintos tipos: pueden ser los entes territoriales para el régimen subsidiado; unas gestoras para el régimen contributivo; y la medicina preparada o seguros privados para los ricos, es decir, para los seguros que se pagan del bolsillo de la gente”.

Deduce que eso mantiene dos cosas: la intermediación financiera que ha sido nefasta para el sistema, con otras palabras y con una serie de eufemismos, porque mantiene esa intermediación; y por otro lado la segmentación que es muy grave en este país. Tenemos salud para pobres, salud para medios y salud para ricos.” (Revista Dinero, Marzo 2013)

Creemos que es necesario conjugar en dicho proyecto, no sólo el aspecto económico, en lo cual es un experto el señor Ministro, sino la parte que tiene que ver con la experticia en salud. Esta última parte ha estado un tanto ausente al juzgar por los resultados del Proyecto de Ley o las consultas han sido mas bien con expertos internacionales que no conocen muy bien la realidad de nuestro país. Porque si bien los seres humanos tenemos la misma constitución,  aquí y en la cohinchina, lo cierto es que la manera de proceder frente a las instituciones, es bien diferente.