16 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“El micrófono es la aorta de mi vida”: Wbeimar Muñoz C.

10 de marzo de 2013
10 de marzo de 2013

wbeimarHace unas semanas recibió por parte del Club de Prensa el Premio Manuel del Socorro Rodríguez en la modalidad de Radio. Aunque cerró el 21 de diciembre su programa “Wbeimar lo dice”, que lo mantuviera desde el 2 de enero de 1976, de inmediato aceptó una propuesta para laborar en el canal Win Sports.

Tres veces a la semana, en el horario de las 6 y 30 de la tarde opina sobre los sucesos semanales del fútbol. En su mente deben estar más de 20 mil deportistas de los últimos 40 años. Es una enciclopedia deportiva ambulante.
Los sábados y domingos transmite por Radio Reloj de Caracol Medellín los partidos protagonizados por Atlético Nacional y Deportivo Independiente Medellín.

Su retiro total lo tiene proyectado para diciembre del 2014, una vez transmita su noveno Mundial de Fútbol. “Haré 2 años sabáticos. 2015 en Usa y 2016 en París, buscando perfeccionar inglés y francés”, recalca el hijo de un sastre y una costurera que comenzó a animar partidos de fútbol en el colegio y que ahora no tiene ni la cuenta ni grabaciones de los encuentros en los cuales ha opinado.

Ahora tiene más tiempo libre y mejor calidad de vida. Sus días transcurren entre el gimnasio –1 hora diaria, la lectura –un promedio de 7 u 8 horas–conciertos, teatro y tertulias literarias.
“Más no puedo pedir. Gracias a Dios”, dice Wbeimar Muñoz Ceballos, quien naciera en Sevilla, Valle, pero se radicó en su Medellín del alma, pero adquirió prestigio nacional y es punto de referencia en algunos países del continente.

–¿Ha vuelto por Sevilla, su pueblo natal?
–Dos veces por año aparecen como plaga de langostas los recolectores de café. Llegan, trabajan y se van. Algunos se quedan engrosando los cinturones de miseria de Sevilla, otros delinquen, unos más se convierten en expendedores de drogas y todo ello se refleja en la inseguridad ciudadana. Se perdió el sentido de pertenencia, el pueblo urbanísticamente crece en desorden y ahí es donde empieza uno a abrazarse con la nostalgia. Estuve en el 2012, conversé con unos cuantos amigos y todos coincidimos en que nos robaron los lindos recuerdos de la infancia.

–¿Ha estado en una reunión donde estén sus primos y familiares Dazully, Aubert, Lindolfo, Educardo, Wagner, Erminsun, Holvey, Honorato, Iris, Pascacio, Idalí, Liberata, Alida, Norby, Suiza, Holanda e Irlanda?
— Primero presento disculpas a mi tía Ninfa, a mi hermana Lucelly y a mis primos Eyda y Osiris, por no ser tenidos en cuenta en la pregunta. La idea de reunirme con todos es buena. Lo malo es que muchos ya están en ‘’el mas allá’’ y yo me siento muy contento en ‘’el más acá’’.

–¿Qué tema clásico recuerda de sus libretos cuando laboraba en la emisora de la Universidad de Antioquia?
— Son tantos temas desde el canto gregoriano, pasando por los madrigales, la música del barroco y los grandes clásicos como Bach, Haydn, Beethoven, Chopin, Mozart, Berlioz, etc, que escoger uno en particular es difícil. Lo que me fortaleció en esos años fue el amor por los libros, pasión que crece con el correr de los años.

–¿Cree que la radio se desdibujó cuando se dejaron de hacer libretos?
–La radio no se desdibujó. Simplemente pasó a ser más informal y a veces menos respetuosa con el oyente.

–¿Por ser exigente y perfeccionista ha tenido problemas?
— Esa tendencia al perfeccionismo incomoda a mucha gente y aunque no es realizable en un 100% hay que buscar siempre la superación.

–Domina casi todos los temas, ¿pero debe haber alguno en el cual no tiene ni idea?

— No domino ningún tema, simplemente trato de enterarme un poco de cada cosa. El avance del conocimiento humano nos confirma aquello de ‘’que solo sé que nada se’’. ¿Se imagina usted yo disertando sobre medicina nuclear?

–¿Extraña La Polémica de los deportes?
La Polémica marcó un hito en la historia de la radio colombiana. Muchos han tratado de imitarla, pero ella es irrepetible no sólo por sus contenidos sino por sus protagonistas. La llevo en mi máquina de los latidos.

–¿Pasarán muchos años para que aparezca otro comentarista de su categoría?
–Periodistas de calidad aparecieron, aparecen y aparecerán a diario. Lo que ha marcado mi trabajo es el estudio ininterrumpido del fútbol con títulos como director técnico en la A.F.A. (Asociación del Fútbol Argentino), Federación Chilena y dos en España con el Centro de Estudios Superiores : uno como técnico y el más reciente un Máster en Táctica. Algún día leyendo al sicólogo Leo Buscaglia, supe que ‘’uno no se puede acostar un sólo día de su vida, sin aprender algo nuevo’’
wbeimar
–¿Cómo se debe vivir el fútbol?
–Como reza un eslogan en mis transmisiones: “Con los ojos en la cancha y el corazón en los oyentes’’.

–¿En dónde preparan la mejor bandeja paisa?
–La mejor bandeja paisa la venden en el oriente antioqueño. Cerciórese antes de que quien la prepara tenga fogón de leña.

–¿Está de acuerdo con que el mundo fue y será una porquería?

–Discepolín no era un compositor de tangos. Era un ‘’iluminado’’.

— ¿Para sus noches de bohemia qué canciones le acompañaban casi siempre?

–Anote por favor: Naranjo en Flor, Afiches, Rencor, El Bazar de los juguetes, Nostalgias, Las Cuarenta, Volvió una noche, Tu me acostumbraste, Niebla del Riachuelo, Reloj, La Nave del Olvido, Derroche, Que tontería. En la lista siguen unas cuantas docenas de boleros y baladas, pero paremos por ahora porque se nos puede abrir la tripa aguardientera y hoy en día no puedo pasar de 5 copas del tamaño de un dedal.

–¿Canta rancheras, boleros o pasillos?
–Hace muchos años cantaba, pero no lo hice más. Resulta que cuando los músicos interpretaban algo yo lloraba. Y cuando yo cantaba lloraban ellos.

–¿Qué significa el micrófono para Wbeimar Muñoz Ceballos?
–El micrófono es la aorta de mi vida.

–¿Alguna vez pegó un botón o cosió una camisa, oficios que debió aprender de sus padres?
–Cuando en la casa se daña un bombillo, tengo que llamar para que lo repongan. Soy negado para todo lo manual.

–¿Qué le recalca a sus hijos?
–Que la honestidad y el respeto son los pilares del mundo.

–¿Qué preguntas curiosas le hacen sus nietos?
–La eterna pregunta de un nieto es: ¿por qué?

— ¿Cuántas veces ha llorado viendo partidos de fútbol?
–Muchas veces. Pero en particular en el 1-1 de Colombia-Alemania en el Mundial de Italia.

–¿Lo de Lance Armstrong acabó con el ciclismo?
–Es una herida muy profunda y difícil de cicatrizar. Otra vez hay que darle la razón a Enrique Santos Discépolo.

–¿Ha tenido que callarse alguna vez y no decir lo que piensa?
–Nunca me he tenido que callar. Es cuestión de saber decir las cosas. Por ejemplo es igual un ‘’hijueputazo’’ que “hijo de mala cuna’’. Aunque algunos no lo entienden porque “es peor la ignorancia que la hijueputez’’.

–¿Siente que ha tenido libertad de expresión en Colombia?
–En más de una ocasión trataron de silenciarme con amenazas, Pero sigo vivo y coleando.

–¿Cuál ha sido el deportista colombiano que más ha admirado?
–Cochise ha sido un ejemplo como deportista y persona.

–¿Qué se siente estar entre los grandes hombres de la radio colombiana?
–Me siento agradecido de aquellas personas que me dieron una oportunidad y que sienten que no les he defraudado, porque nunca actué de mala fe.

–¿Guarda grabaciones de sus momentos estelares comentando?

–No guardo una sola grabación. Ha sido una omisión voluntaria, porque prefiero vivir el hoy y no de los recuerdos.

–¿Quién le parece un gran personaje de la radio colombiana?

–La lista es interminable: Hernán Peláez, Yamid Amat, Julio Sánchez Cristo. Seguir con nombres podría llevarme a cometer injusticias.

— ¿Fue Carlos Arturo su guía deportivo?

–Carlos Arturo Rueda fue la loba que amamantó a todos los Rómulos y Remos de la radio deportiva en Colombia. Fue un señor de señores.

–¿Usted también le baja el volumen del televisor cuando ve partidos de fútbol?
–Sí. Veo la imagen solamente. El concepto debe ser propio y no influenciado.

–¿Cuál sería su Selección colombiana de fútbol de  todos los tiempos?
–Con la pregunta quedo de espaldas al arco. Creo que la mejor fue la de la eliminatoria al Mundial de U.S.A 94.

–¿Quiénes ha sido los mejores periodistas deportivos de Colombia?
–Jorge Uribe, Mario Posso Jr, Helder Hernández entre los de la tropa del recuerdo. De los actuales: Hernán Peláez, Iván Mejía Álvarez, Carlos Antonio Vélez, Gabriel Meluk, Esteban Jaramillo, Mario Alfonso Escobar, Edgar Perea, Oscar Rentería, entre otros. Además viene una camada de relevo muy interesante.

–¿Qué colecciona?
–Libros y música.

–¿Cree que los comentaristas internacionales se parecen a los del Play Station o Xbox diciendo siempre lo mismo?
–La repetición se repite repetidamente hasta en las repeticiones repetidas y en Las repeticiones sin repetir.

–¿A quién no soporta?

–A los desleales.

–¿Qué empresario le creyó siempre y lo apoyó en todos sus momentos?

–Mi maestro Jaime Tobón de la Roche ( q.e.p.d).

Edard H Hozzman
[email protected]