27 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno Nacional le responde a Rodrigo Granda y exige liberación de uniformados de manera inmediata

11 de febrero de 2013
11 de febrero de 2013

 

humberto de la calle

Foto: Omar Nieto Remolina

“Esperamos que las Farc pongan en libertad a los policías y el soldado secuestrados y que lo hagan mediante un procedimiento ágil. Una vez más rechazamos vehementemente el secuestro. Cada acto como este atenta directamente contra el proceso de paz”, aseguró De la Calle al terminar el quinto ciclo de las conversaciones que se adelantan entre el Gobierno Nacional y las Farc.

De la Calle señaló lo doloroso que son para el país los secuestros, las muertes y los ataques de la guerrilla, “de ahí la necesidad de avanzar con celeridad en estas conversaciones que tienen precisamente como objetivo ponerle fin al conflicto.”

Así mismo, el Jefe de la Delegación del Gobierno Nacional aseguró que la posibilidad de llegar a la paz se construye únicamente por medio de un diálogo ordenado y serio que tiene plazos, agenda y mecanismos de participación de la sociedad, “el Gobierno tiene una obligación moral de buscar un entendimiento, si en la guerrilla hay verdadera voluntad de avanzar hacia la terminación del conflicto”, sostuvo.

Con relación a las víctimas, De la Calle recordó que “uno de los puntos centrales de la agenda de conversaciones es el de las víctimas. El Gobierno lo toma muy en serio y no concebimos un acuerdo para la terminación del conflicto, sin que la guerrilla les ponga la cara a sus víctimas. Llegado el momento, propondremos fórmulas y mecanismos para que ello ocurra.”

Finalmente, al referirse al desarrollo de los diálogos en medio del conflicto afirmó que “sabemos los problemas y desafíos a los que nos enfrentamos. Desde el comienzo dijimos que este sería un camino difícil por estar dialogando en medio del conflicto. Aquí estamos con la certeza de no estar desviándonos de las responsabilidades que nos ha fijado el Presidente en nombre de los colombianos”. En cuanto a las conclusiones de esta ronda de conversaciones, el jefe negociador del Gobierno subrayó que es bastante bueno, pero que hay que preservarlo. “La discusión de la agenda avanza a un buen ritmo, a un ritmo necesario para concretar los acuerdos”.

El Jefe del Equipo del Gobierno Nacional para los diálogos de paz, Humberto de la Calle, aseveró que “nos acogemos estrictamente a la agenda pactada en el Acuerdo General y no vamos a abrir la agenda de conversaciones a temas nuevos planteados por las Farc”.

Al concluir el quinto ciclo de diálogos con esa guerrilla en La Habana, el alto funcionario explicó que “una cosa es lo que las Farc dicen en público como parte de su plataforma que tendrán ocasión de defender en democracia, si se reintegran a la vida civil. Y otra cosa es lo que se habla en la Mesa”.

De la Calle precisó que algunas de las propuestas de la guerrilla, como por ejemplo, “el tema minero energético o la idea de frenar la construcción de megaproyectos para la generación de energía eléctrica, sencillamente no forman parte de las discusiones de la Mesa”.

El Jefe del Equipo del Gobierno Nacional subrayó que “no estamos aquí para hablar de lo divino y lo humano. Hay un derrotero claro de los temas motivo de estos diálogos y no vamos a desviarnos”.

“Mientras nos mantengamos en la discusión de la agenda pactada, estas conversaciones pueden avanzar a buen ritmo; al ritmo necesario para concretar los acuerdos que nos permitan ponerle fin al conflicto”, puntualizó de la Calle, poco antes de emprender el regreso a Bogotá.

Los diálogos se reanudarán el próximo 18 de febrero.