2 de agosto de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Entre bromas y realidades

5 de febrero de 2013

gilberto montalvoSi este aserto fuera sacado de la imaginación de  un escritor de ficción  seguramente podría tener algo de validez auncuando el toque surrealista de la política en el Quindío permite cabida a  tonterías de esta naturaleza.

El partido liberal que atraviesa por  una crisis inimaginable desde hace varios años en el departamento del Quindío, venía de ser el protagonista principal en épocas históricamente recientes en donde  nada se movía sin la anuencia de Ancízar López López, a quien derrotaron en la década de los 90, y  desde entonces la debacle de esta colectividad la tiene en el foso de la casi imperceptibilidad.

Pero no es solo el liberalismo el protagonista de la crisis. El partido   conservador que llegó en momentos estelares a arrastrar un fenómeno electoral importante con Silvio Ceballos Restrepo y Juan Zuluaga Herrera hoy está en trastos con una raquítica representación en la asamblea del Quindío y en algunos concejos municipales mas por el esfuerzo de aislados políticos de ese origen que por una estructura partidista.

Entretanto, manifestaciones como Cambio Radical y el partido de la U. no dejan de ser pequeñas coaliciones electoreras que no obedecen al ritmo propio de los partidos políticos sino a expresiones caudillistas que en el caso del Quindío se forjaron a la sombra, por ejemplo, de Mario Londoño Arcila, qepd, y de un grupito de liberales vergonzantes que decidieron  cobijarse bajo la sombra de Álvaro Uribe en el momento de su estelar liderazgo como primer magistrado de la nación.

El Polo democrático que  llegó a convertirse en fenómeno electoral con el liderazgo de Carlos Gaviria Díaz, no pudo incluso en el Quindío lograr representación en ninguna de las instancias participativas, mientras  convertido en una cocha de retazos de reconocidos luchadores sociales de izquierda, no encontraron el rumbo sólido de una expresión auténtica y se diluyó en las penosas fricciones personalistas de sus voceros más representativos  además de la vergüenza de la corrupción que asomó y se empotró en las entrañas de algunos de sus más vistosos exponentes. Hoy es  una lánguida presencia ignota e imperceptible.

Por los lados del Partido de Verde lograron calar en su momento como expresión  que obedecía a la presencia  nacional de Antanas Mockus y su fuerza  dialéctica  y que en el Quindío se asomó con el caudillismo de Nicolás González de quien nadie volvió a saber y solo en la pasada campaña electoral gracias al reconocimiento de Miguel Ángel Rojas hicieron presencia también más por el protagonismo personal del candidato que por organización político partidista.

La crisis de los partidos políticos colombianos se refleja con mayor esencia en regiones como el departamento del Quindío.

Metido en gastos dentro de un proceso electoral que se calienta en estas primeras de cambio y que seguirá su rumbo hacia el 2014 donde se alistan las artillerías para la renovación de cuerpos colegiados y presidencia   de la república, en el Quindío son pocas las expectativas pero están ahí algunos rescoldos electoreros que serán protagonistas en las jornadas que se avecinan.

POLARIZACIONES

Siempre han existido bandos que de uno u otro sentido se disputan los liderazgos particulares y han obedecido a apetencias personales que en nada apuntan a solidificar expresiones partidistas auténticas  con   sólida carga conceptual y programática.

Pero eso es lo que hay.

Un bloque liderado por la gobernadora Sandra Paola Hurtado Palacio ha logrado cooptar varias expresiones locales dando representación a reconocidos lideres la mayoría con antecedentes electorales importantes cerrando de paso algunas manifestaciones de sus contradictores haciéndose a un fortín  al cual va a ser muy difícil doblegar en la jornada electoral que se avecina.

Es natural que la gobernadora está tentada a tener candidatos  para todo incluida la propia gobernación, alcaldías, cámara y senado.

En el caso particular de la cámara  alta son  tan pocas las posibilidades de una representación quindiana que los amigos de la mandataria seccional están alineados con Cambio Radical y especialmente con el protagonismo evidente del ministro Germán Vargas Lleras, quien tarde que temprano está condenado a ser presidente de la república,  y su patrón de corte Germán Varón Cotrino.

Por los lados de la alcaldesa Luz Piedad Valencia Franco existe un desgano por hacer política y solo las chanzas pachunas de su padre  don Emilio Valencia  hacen mover en algo  los chistes flojos de la rutina politiquera local.

La señora Valencia no tiene coalición en el concejo, sienten desgano por la aparente decisión de apoyar a Luciano Grisales a un renglón en la cámara de representantes, candidato que no despierta ningún interés porque lo consideran liviano  e inexistente.

Su cordón umbilical nacional está cifrado en el ministro del trabajo Rafael Pardo con el que tiene excelentes relaciones y que se constituye en algún aliento dentro de la precariedad de las intenciones electorales del liberalismo regional.

LOS PARLAMENTARIOS

No hay nada que rescate el trabajo de los tres parlamentarios quindianos, no porque sean malos representantes, tienen trabajo legislativo, sino por la percepción general de que los políticos son dispensadores de favores y en el caso de los señores Taborda, Giraldo  y Duque nada tienen para mostrar a sus electores a no ser que se les atribuya la debacle en la reforma de la justicia y uno que otro argumento de obras para la zona cordillerana que están por verse.

Por el contrario si usted pregunta por ahí aseguran que no volverán por los lados del capitolio nacional.

No obstante los tres reclamarán el favor popular porque aseguran que son acreedores a un  derecho adquirido por tener lo que llaman coloquialmente “la chapa”.

AUDACES E INDEPENDIENTES

Queda  por  ver si existirán algunas expresiones independientes y audaces que quieran asomarse en ese berenjenal de la política local, lo cual se duda mucho, porque las circunstancias no permiten que personas con talla y recorrido se metan a un  crematorio donde las consideraciones están amarradas al grueso de los movimientos políticos originados en las administraciones regional y capitalina.

Miguel Ángel Rojas en su momento cautivó una votación sin precedentes dentro de las candidaturas independientes pero hoy retirado está al frente de actividades periodísticas que lo alejaron definitivamente de las veleidades partidistas y otros empresarios de calado esperan un decantamiento de las posibilidades que por el momento pueden ser muy difíciles que  se presenten en  medio de las bromas y las realidades de la política regional.