29 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El «avión» de Palestina

28 de febrero de 2013
28 de febrero de 2013

cesar montoyaPiel atezada, nariz aguileña, ojos chispeantes, vestido campero, sombrero alón, siempre a horcajadas de unos cuadrúpedos  bravíos acostumbrados a la fatiga de las jornadas interminables.

La clase dirigente que por estas calendas muñequea el porvenir de ese inmenso territorio, tiene otra dimensión. Han desaparecido los caminos y son escasos los remeros en los ríos. Las comunicaciones arcaicas le dieron paso al avión y una madeja de carreteras perforan sus planicies. Villavicencio puede ser la ciudad que más crece en Colombia. A menos de dos horas de  Bogotá, la Puerta del Llano, tibia y alegre,  le dio abertura a varias universidades,  construye, arboriza sus avenidas, abre vías, levanta rascacielos, y en sus predios aledaños lindas casaquintas hacen más provocativo el paisaje.    

Esta crónica tiene como fondo un personaje singular. Nació en esa superficie ilímite de embriagadora verdura y con el correr del tiempo se convirtió en arisca ardilla saltarina. Su espíritu aventurero lo sacó del Llano y lo internó en las selvas del Chocó. Llegó con labia desparramada, descrestó con su epidérmica cultura y se afianzó como empresario. De palabra fácil, más su abanicamiento ante la clase política, le abrieron las puertas en la manigua encantada del litoral pacífico. Le entregaron la gerencia de una empresa. Allí demostró su oceánico corazón para deslizar contratos a favor de su esposa.

No sabemos, pero sí intuímos, qué influyente caldense lo descubrió y lo importó para proponerlo como candidato a la gobernación. No entendimos en esa coyuntura, cómo un departamento de tan selecta clase dirigente, recurría a un foráneo para comandar nuestro destino. Intereses soterrados defendieron su nombre y fuimos vetados quienes con serios argumentos nos opusimos a esa aspiración. Felizmente el llanero fue derrotado en las urnas.Talvez la  misma mano providente que mucha influencia debe tener en nuestro medio regional, lo impuso para que comandara el desarrollo del Aeropuerto de Palestina. El consentido de los plutócratas estuvo al frente de nuestro anhelo gigantesco,con la consigna de demostrar su gran talento, más la honesta curia en el manejo de los dineros públicos que en cantidades faraónicas fueron girados por la nación.

Fue un gerente ciego. LA PATRIA, publica la preocupante síntesis de lo que dice el estudio de la Contraloría General de la República sobre las obras llevadas a cabo en aerocafé: “El geólogo Mauricio Cabrera tiene una posición  más contundente. Enumera entre las deficiencias  que no existió un levantamiento de geología  detallado, nunca se consideraron  los flujos hidrogeológicos y fallas geológicas. No se habla de control a las aguas ácidas  que pueden deteriorar  las estructuras a largo plazo,no hay estudio de laderas y no hay soporte matemático sobre el comportamiento  del agua en el suelo.  Todo esto, concluye,  era indispensable para conocer las posibles afectaciones que finalmente se dieron en los terraplenes”.

Luis Pietro, reconocido líder cívico, en reciente columna publicada en este periódico, escribió: “El Aeropuerto del Café ha tenido que sufrir nuevas vicisitudes. Iniciación sin estudios suficientes. Hacer caso omiso  de advertencias que se hicieron en su momento por ingenieros reputados sobre la inestabilidad del suelo para su actividad de gran peso como un aeropuerto. Insistencia en fabricar terraplenes con gran movimiento de tierras y con altísimo costo. LO MÁS GRAVE,UNA GERENCIA ACUSADA DE POLITIQUERÍA CORRUPTA QUE DESACREDITÓ EL PROYECTO NACIONALMENTE Y, PEOR, ANTE LAS ARCAS NACIONALES DE LAS CUALES HA VIVIDO DESDE SU NACIMIENTO”.

¿Politiquería corrupta? Ese es el concepto universal de todos los que, por gracia de Dios, nacimos en este departamento. Los prepotentes en ese tiempo,llevaron y trajeron al llanero de muy dudosa reputación . Todo indica que hizo lo que en gana le vino, avasallando, inclusive, el Código Penal.

Mauricio Lizcano, con picante humor, dijo : Francisco Cruz Prada es el único “avión” que ya despegó del Aeropuerto de Palestina.

Y pensar que nos lo quisieron imponer como gobernador. De la que nos libramos los caldenses.