29 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Con incursión en Twitter, Iglesia colombiana busca frenar éxodo de fieles

13 de febrero de 2013
13 de febrero de 2013

“En eso sí me corchan porque yo para las redes sociales la verdad  que no he entrado, hasta ahora me he quedado con el correíto nada más, pero no he entrado a los otros medios porque de verdad le tengo miedo”, reconoce el religioso.

Pese a su temor, el sacerdote es consciente de que tarde o temprano deberá utilizar algo más que el sermón de la misa para comunicarse con los fieles que acuden a su templo, ubicado en el sector de la soledad en Bogotá.

“Benedicto XVI se nos adelantó a muchos de nosotros, hay que correr riesgos y pues vamos hacía allá, precisamente el plan nuevo de evangelización contempla cómo la iglesia tiene que involucrase en las redes sociales de hoy para que no nos quedamos atrás. La gente es hija de estos medios de comunicación y de las redes sociales”.

El uso de Twitter para evangelizar es una de las estrategias que la iglesia católica acaba de adoptar para evitar que los fieles cambien de religión. En Colombia hace dos décadas el 95 por ciento de la población era católica y hoy lo es sólo el 80 por ciento. Este panorama según el teólogo Fabián Salazar ha hecho a la iglesia hacer cambios urgentes.

“Hay un comunicado que divulgó en enero el papa Benedicto y llama a las redes sociales un espacio de evangelización, pero también un espacio de vida y verdad, entonces la reflexión ya está, pero existen las dudas de algunos sectores a utilizarlo”, asegura el experto.

El teólogo del instituto Colombiano para el Estudios de las Religiones explica que la migración y la disminución de católicos obedece a varios factores. Por un lado están quienes consideran que la relación entre sacerdote y feligrés es lejana y por otros quienes no comparten las doctrinas de la iglesia.

A las cerca de seis mil iglesias cristianas que hoy existen en Colombia han ido a parar la mayoría de católicos que decidieron cambiar de fe. El pastor Édgar Castaño, presidente del Consejo Evangélico de Colombia, sostiene que en los últimos cinco años el número de cristianos se incrementó en 30 por ciento hasta superar los siete millones de fieles.

Los cambios en la iglesia católica también se hacen evidentes con la disminución de los sacerdotes que cada año son ordenados en los seminarios, aproximadamente 4500.

Sin embargo son las mujeres las que en la actualidad están menos dispuestas a llevar una vida como religiosas, según el padre Juan Álvaro Zapata, director del departamento de Ministerios Ordenados de la conferencia Episcopal.

Pese a que el panorama no es el mejor el catolicismo sigue influyendo en la sociedad Colombia, aunque la misma iglesia calcula que sólo el 40 por ciento de los católicos practica su fe. Los demás acuden a la iglesia para celebrar bautizo, primeras comuniones y matrimonios. Radio Nacional.