2 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

5.693 personas murieron en Colombia en el 2012 en accidentes de tránsito

14 de febrero de 2013
14 de febrero de 2013

Debe resaltarse que a pesar del resultado global, en ciudades como Bogotá, Medellín, Ibagué, Neiva, Palmira, Santa Marta, Popayán, Barrancabermeja, Montería y Bello hubo una reducción de la mortalidad.

La relación de mortalidad con respecto al tamaño del parque automotor ha venido disminuyendo. Según las proyecciones de la CFPV, en 2012 la tasa de mortalidad fue de 6,8 por cada 10.000 vehículos, mientras que en  2011, esa misma relación fue de 7,2 por cada 10.000 vehículos.

Entre los datos que arroja el balance de la Corporación Fondo de Prevención Vial se destacan:

o    La mayoría de las muertes ocurrió en zonas urbanas con el 64.1%.

o    El 44% de los fallecidos viajaron en moto. El 35% de los peatones muertos fueron atropellados por motos.

o    Las muertes de ciclistas se redujeron un 15%.

o    En el 28% de los municipios se incrementaron las fatalidades. En 27% no hubo muertes y en el 26% disminuyeron las cifras por incidentes de tránsito.

o    Una de cada cuatro víctimas murió un domingo y 9 de los 10 días más letales del año fueron domingo e incluyeron el Año Nuevo, el Día de la Madre y el Día del Padre.

o    La mortalidad en sábados se redujo un 12%, lo que evidencia la eficacia de fortalecer los controles en días críticos

o    La tasa de muertos por cada 10 mil vehículos se redujo a 6,8.

o    Las fatalidades en transporte público de pasajeros se redujeron 33%.

Lamentamos profundamente la muerte de cada una de las personas que fallecieron por causa de siniestros viales en Colombia. Especialmente nos duelen estas tragedias humanas porque sabemos que cada muerte en choques de tránsito es prevenible, si se hace un trabajo integral que contemple todas las causas de esta problemática”, dijo Alexandra Rojas Lopera directora ejecutiva de la  Corporación Fondo de Prevención Vial

En todo caso, de acuerdo con los análisis de la Corporación Fondo de Prevención Vial, el panorama no es del todo amargo: aunque el número absoluto de muertos por esta causa aumentó, la relación de mortalidad con respecto al tamaño del parque automotor disminuyó, tal y como ha venido sucediendo consistentemente desde hace dos décadas, cuando empezó a funcionar la entidad. Según las proyecciones de la CFPV, en 2012 la tasa de mortalidad fue de 6,8 fallecidos por cada 10.000 vehículos, mientras que en 2011, esa misma relación era de 7,2 por cada 10.000 vehículos. La importancia de este indicador es que mide la mayor exposición al riesgo que implica una mayor motorización.

En palabras de Rojas Lopera: “Si se va más lejos y se revisan las estadísticas de 1995 la tasa de ese año fue de más de 35 muertes por 10.000 vehículos, lo que demuestra que en el mediano plazo el avance ha sido monumental. No desconocemos la gravedad de cada víctima, pero no queremos que los árboles nos tapen el bosque: hay avances y eso indica que si se redoblan esfuerzos y se trabaja en todas las causas de la accidentalidad vial podremos seguir salvando más vidas en la vía”.

Así mismo, señaló la Directora Ejecutiva de la  CFPV: “gracias a diversas prácticas de prevención vial que incluyen trabajos de pedagogía y control, hoy queremos resaltar que en las ciudades de Bogotá, Medellín, Ibagué, Neiva, Palmira, Santa Marta, Popayán, Barrancabermeja, Montería y Bello hubo una reducción en las cifras preliminares de mortalidad en accidentes de tránsito, lo que nos muestra que si trabajamos de manera corresponsable y comprometida, juntos lograremos evitar más muertes por esta causa en Colombia“.

Entre los avances, también hubo una disminución considerable en cuanto a las muertes de personas que se desplazaban en bicicleta con 14.6% menos casos; es decir 49 muertos menos que el año anterior y una reducción de los fallecidos entre los usuarios del  transporte de pasajeros, donde la mortalidad se redujo más del 33% entre los años en mención (94 casos de diferencia).

Se destaca también el notable bajón de la mortalidad por siniestros de tránsito los días sábados, cuando hubo 12% menos de casos. Este resultado está asociado a que las autoridades han extremado los controles en viernes y sábados, lo que evidencia la efectividad de estas acciones. Es de resaltar, así mismo, que en el transporte público urbano fue el modo de transporte más seguro. Si bien 7 de cada 10 viajes se hacen en transporte público, éste representa menos del 3% de las fatalidades.

“Estas cifras demuestran que algunas medidas simples tienen gran incidencia en la mejora de la seguridad vial. Nuestro análisis preliminar indica que uno de los factores que puede haber repercutido positivamente en la reducción de muertes los viernes y sábados es el claro incremento de los controles policiales que se llevaron a cabo en esos momentos: los controles sumados a la mejora del comportamiento de las personas se reflejaron en las mejoras puntuales citadas”, recalcó Rojas Lopera y añadió: “de otro lado, quiero destacar el aporte que las autoridades locales y nacionales hacen a la seguridad vial con la promoción del transporte público como medio de movilidad; esta es una alternativa no sólo para la descongestión de las calles sino para salvar las vidas de miles de usuarios de las vías. Por ejemplo, Transmilenio es 14 veces más seguro que el resto del transporte”.

Los motociclistas y peatones continúan siendo las principales víctimas en accidentes de tránsito en nuestro país. Según las cifras el total de muertes para estos usuarios de las vías fue de 2.252 y 1.548 respectivamente. Según el reporte, la mayoría de las muertes ocurrió en zonas urbanas con el 64,1%, de modo que el restante 35,9% se presentó en áreas rurales.

Así mismo, las cifras muestran que más del 70% de las personas fallecidas en accidentes de tránsito fueron hombres. El 57,3% (2923) de los fallecidos se encontraba entre los 19 y 49 años, , aunque no deja de ser preocupante que el porcentaje de muertos mayor a 60 años de edad supere el 20% (1027).

Los días domingo son los que presentaron el mayor número de muertes por accidentes de tránsito: uno de cada cuatro muertos falleció en un choque en domingo. Por su parte, Cali, Villavicencio, Cartagena, Bucaramanga, Valledupar, Pereira, Barranquilla, Yopal, Pasto Soacha, Armenia, Sincelejo y Soledad, fueron las ciudades, de las 26 donde se hace medición que creció al menos en uno la cifra de muertos.

En ese sentido, la directora ejecutiva de la CFPV, Alexandra Rojas Lopera, dijo que: “La accidentalidad vial es una problemática de salud pública que requiere de acciones conjuntas de todos los involucrados que permitan resguardar la integridad de los colombianos en las vías”.

Y agregó: “Para esto además de los cambios de comportamiento y del respeto por las normas de los usuarios en las vías, y del control efectivo por parte de las autoridades, se requiere de una infraestructura diseñada para perdonar vidas cuando se cometa un error: se precisa una fuerte capacidad institucional que genere incentivos para el acatamiento de las normas y que priorice la seguridad vial como un asunto de política y salud pública y así mismo, es fundamental, que los equipos y vehículos se produzcan bajo los más altos estándares de seguridad”.

Con miras a lograr un mejor comportamiento de la seguridad vial en 2013, Rojas Lopera hizo un llamado “a todas las partes involucradas para que durante este año trabajemos de manera integral para salvar vidas de todos los usuarios de la vía. Estamos seguros que hemos llegado al punto de madurez en que podemos trazar una política pública que incluya objetivos, metas e indicadores cuantificables y multidimensionales que aborden esta problemática. Desde la CFPV, en nuestro propósito de salvar vidas y buscando alternativas que ofrezcan seguridad para todos los usuarios de las vías, estamos atentos a apoyar como articuladores de estas iniciativas”.