18 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Senado a debatir sobre la falta de políticas públicas para el manejo del agua

19 de enero de 2013
19 de enero de 2013

Según Virgüez, “lo que se ha visto es una réplica de la situación nacional, una ausencia de política pública en el manejo del recurso hídrico, lo cual, ha generado que en Colombia se han convertido en un problemas las inundaciones, el invierno, el verano y las sequias”. Y agregó que “sufrimos todos los habitantes por falta de agua potable, insuficiencia en la cobertura y pésima calidad del líquido”.

El Congresista explicó que el municipio de “Sopo es un ejemplo de ello, tiene fuentes hídricas, tiene paramos donde nace el rio Teusacá, que pasa por todo el municipio, sin embargo, sus de 25 mil habitantes no cuentan con un acueducto que suministre agua potable con buena cobertura y calidad para todos los ciudadanos”.

Teniendo en cuenta su opinión, lo que demuestra es un fracaso en la política pública de los planes departamentales de agua. A lo que agregó que es un “fracaso del Estado colombiano que no ha generado una política pública del recurso hídrico que no permita anomalías en las contrataciones que se registran en todos los municipios”.

El senador Virgüez, resaltó que “los proyectos de acueducto no cumplen las especificaciones técnicas y por ello en el Senado se quiere saber por qué el Ministerio de Medio Ambiente entrega ese tipo de licencias; qué pasa con las CAR que todavía el Gobierno Nacional no ha querido modificar, ni reestructurar; qué ha pasado con los planes departamentales de agua y qué ha pasa con las denuncias y los informes presentados por la Defensoría por el no suministro a más del 70 por ciento de los habitantes de Colombia”.

Y pronosticó que “lo que se busca es que el Gobierno de manera inmediata genere una política pública desde la conservación de paramos, a la captación, el manejo y el tratamiento de los recursos hídricos en el país”.

El senador del Partido Mira advirtió que “el acueducto en muchas regiones del país ha sido el instrumento para que las personas inescrupulosas lo usen en campañas electorales y les prometen a los electores agua potable que nunca les llega, que siempre genera consecuencias negativas como las que tenemos como corrupción y enfermedades”.