12 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se abre paso pensión asistencial para mayores de 70 años

21 de enero de 2013
21 de enero de 2013

En este sentido, el fenómeno demográfico del envejecimiento de la población, exigirá un mayor esfuerzo y un trabajo en equipo del sector público y privado con el liderazgo del Estado y Fundaciones como Defensa Ciudadana, comprometida con la investigación del sector pensional. ”En el 2020 10 millones de personas serán mayores de 70 años. Un 75 por ciento no tendrán pensión y entrarán en el terreno de la miseria y la pobreza”, advierte.

Bajo este escenario el Gobierno del presidente Juan Manuel santos tendrá la obligación –desde el cuerpo legislativo- formular políticas e iniciar acciones concretas que le permitan a los ciudadanos y ciudadanas ampliar la cobertura pensional de millones de adultos mayores desprotegidos.

La gran pregunta que se hace en las calles por parte de los que están a punto de dejar sus trabajos. ¿Cómo ampliar la cobertura sin llegar a un precipicio fiscal e igualar la edad de pensión de vejez de varones y mujeres y establecerla a los 63 años?

La respuesta de la Fundación Defensa Ciudadana es aplicar una fórmula escalonada. “Nuestra propuesta es concreta. Para ampliar la cobertura de las pensiones, bajo un criterio de racionalización y sostenibilidad, se debe crear una pensión asistencial para mayores de 70 años para los estratos 1 y 2, quienes se enfrentan a la posibilidad de no tener ningún ingreso económico”.

Esta pensión tendría dos modalidades. Simple para los que nunca cotizaron o si lo hicieron o sirvieron al estado, no más de siete años, se les dará una pensión  vitalicia equivalente al 50 por ciento de su salario mínimo. La mixta. Los que cotizaron o sirvieron al estado por más de siete años y les faltó tiempo para el riesgo de vejez, se les otorgará una pensión entre el 50% y el 80% del salario mínimo legal vigente, acorde al tiempo cotizado o de servicio al Estado.

Como se observa es una propuesta de avanzada. Además contempla que cuando el adulto mayor se encuentre en Estado e invalidez se le habilitara la edad para la pensión asistencial a los 62 años.

El tema de es un gran interés para la opinión pública. La razón. Colombia es uno de los pocos países en América latina que no ha establecido la pensión asistencial, -que en otros lugares del continente- ha confirmado como un mecanismo decisivo en la superación de la pobreza extrema.

En esa línea, es oportuno recordar que la Constitución del país “cafetero” prohíbe pensiones inferiores al salario mínimo legal vigente, lo que dificultaría la aplicación de la propuesta de la Fundación Defensa Ciudadana.

Sin embargo, quienes han estudiado el tema con detenimiento creen que una asignación vitalicia del adulto mayor o asignación de equidad, podría ser la más indicada, aliviando de paso la cotización precaria de los trabajadores informales que superan los 9 millones de personas y que se concentran en ciudades como Bogotá, Cali, Medellín Pasto, Barranquilla, Ibagué, Cartagena, Neiva, Popayán, Leticia y Bucaramanga entre otras.

Por ahora todo está en la mesa de discusión. Lo que si es contundente es que hace 44 años, cuando el Gobierno colombiano decretó el retiro forzoso, la esperanza de vida de ciudadanos y ciudadanas era de 59 años. Hoy, al comenzar el 2013 es de 75 años.

En este campo la Fundación Defensa Ciudadana también tiene otra propuesta. “Crear una comisión de compilación integral de toda la legislación que sobre pensiones existe en el país y la consolide técnicamente en un solo texto normativo. Sería oportuno –afirman- lograr nuevos tratados internacionales en Pensiones que beneficien a los 4.5 millones de colombianos en el exterior para que la cotización de vejez en ampos países –caso Colombia y Estados Unidos- sume para la misma.

La tarea no será fácil. Tampoco un “camino de rosas”. Por ello, esta entidad es partidaria de crear una comisión permanente del antifraude pensional, integrada por el Vicepresidente de la República, el Ministerio del Trabajo, el Fiscal general de la Nación, el Procurador, la Contraloría, un representantes de cada uno de los fondos públicos de pensiones, un representante de Asofondos y el Director de la Policía, con el propósito que en conjunto elaboren políticas de investigación, prevención, seguimiento, control y judicialización de las múltiples formas de frade pensional.

El sector público, privado y hasta en los mismos medos de comunicación, el tema pensional tendrá que ser en el 2013 un tema obligado. Un tema que trascienda el terreno político y académico, a fin que quienes hoy hacen parte del aparato productivo en un futuro no muy lejano, ingresen al “peligroso cinturón de miseria”, por cuenta de un sistema pensional, que en opinión de un grupo de senadores y representantes, -que solicitaron la reserva de su nombre- se convertirá en un problema más grave que el orden público para el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.