12 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Pantalla & Dial

22 de enero de 2013
22 de enero de 2013

guillermo valderramaEsa primera grabación fue realizada en Suramericana de grabaciones, el único estudio que existía en Bogotá a comienzos de los sesenta. Allí también grabaron Berenice Chávez,  Garzón y Collazos y Luis Rey, pionero de la música llanera, el mismo de “Carmentea”. El ingeniero de sonido fue don Armando Benavidez. Los temas que se incluyeron fueron: Lindos ojos, balada cover de un éxito americano,  Vamos  a Rockanrolear,  Popotipos de Enrique Guzmán  y Con el Nuevo ritmo, de autoría del propio Pipo. Fue un éxito relativo al tiempo y al momento histórico de la música. No se llevan estadísticas de sus ventas y aunque no recibió disco de oro, su valor está en que fue el primer disco de un colombiano. Hoy este mini play es incunable.

De la mano de Carlos Pinzón y Héctor el Chinche Ulloa logró lo que en su momento parecía una utopía: ser contratado por la disquera más importante de la capital, Sello Vergara, cuyo eslogan era: un éxito, por cara y cara. Guillermo además de  cantante es un excelente pintor, en otras palabras es un artista integral. Su calidad humana además de su talento, fueron los mejores argumentos para hacer realidad su gran ilusión, ser el pionero del sonido contemporáneo en el país.

–¿Dónde hizo su primera presentación?

–De la mano de Carlitos Pinzón, en el Teatro Colombia en 1962. Asistieron unas 300 personas, pero para el momento, era todo un suceso.

–¿Fueron los años sesenta los mejores de su vida?

–Fueron inolvidables, irrepetibles, una bendición de Dios. Era una belleza ser reconocido por las personas, la radio tenía una magia que impactaba y era seguida por decenas de fanáticos.

–¿El Maestro Carlos Pinzón fue su mecenas?

–Fue quien me tendió la mano cuando más la necesitaba. Me llevó a Emisoras Nuevo Mundo donde me presentó en el Gran show de la Radio. Además, me tenía como artista central en las presentaciones de los teatros Colombia –hoy Jorge Eliécer Gaitán—y México, donde alterné con dos grandes cantantes mexicanos: Fabricio y Miguel Ángel. Carlos me llevó al grill As de Copas y a los principales centros nocturnos de Bogotá.

–¿De dónde nació el nombre artístico de «Pipo»?

–Este mote me lo dieron en el barrio Santa Fe. Un día un amigo me llamó así delante de Carlos Pinzón, quien desde ese día me comenzó a llamar “Pipo»

–¿Recuerda el grupo con el que grabó las  primeras canciones de un baladista colombiano?

–Mi amistad con Humberto Monroy, los Hermanos Dueñas, Edgar y Luis, fue definitiva para que los Speakers me acompañaran en los cuatro temas de mi mini play. Ellos aparecen en la información de etiqueta, como Los Monjes Locos. El productor y director artístico fue Héctor el Chinche Ulloa.

–¿Con quienes alternaba en los años sesenta?

–Con Los Dangers- Los Dinámicos y Los Daro Jet. Además de los cantantes internacionales que contrataba Caracol,Enrique Guzman, Rocky Pontoni, Los TNT entre otros. Mas tarde con Harold, Óscar Golden, Lyda Zamora,  Yolima Pérez, Los Ampex, y Álex González

–¿Por qué no ingresó al elenco de Estudio 15?

–Porque tenía un contrato de exclusividad con Sello Vergara, pero después de mi lanzamiento, todos queríamos estar allí.

–¿A quién admiraba como cantante en los comienzos de su actividad artística?

–Elvis Presley, Los Beatles, Alberto Vázquez, Manolo Muñoz, Angélica María, Los Teen Tops, Los Locos del Ritmo y toda la gente de la Nueva Ola argentina.guillermo valderrama

–¿Cuál fue el mejor grupo de Rock nacional?

–Fueron dos: Los Speakers y Los Ampex.

¿Cómo eran esas primeras discotecas?

–Muy sencillas, pero generosas en minifaldas y juventud .Mas tarde llegarían los efectos y las luces. La mejores La Bomba, El Infierno a Go Go y la primera La Gioconda.

–¿Usted también se enamoró de Magda Egas?

–Magdita fue la novia de los inolvidables años sesenta, de la juventud moderna.

–¿Como eran las presentaciones de los Teatros México y Colombia?

–Por lo general eran matinés, nosotros cantábamos después de la proyección de alguna película, todo era entusiasmo y amor por la música. Muchas veces tuve que cantar acompañado de una guitarra, pero por lo general me acompañaban Los Dangers Twist. También cante con Los Hermanos Mondragón y Sus Pelucas.

–¿Por qué no volvió a grabar?

–Me casé y con el matrimonio, además del amor, llegan las obligaciones y la música por aquella época, daba grandes satisfacciones, pero poco billete, a mí me tocaron los años de las vacas flacas en el disco.

–¿Por qué  se retiró de la música?

–Por la anterior razón y porque me inicié en el mercadeo labor que atrapó y me proyectó.

–¿Qué emisora escuchaba en los años sesenta? ¿Cómo era la programación?

–Emisoras Mil XX y Radio 15

–¿Qué emisora escucha ahora?

–La W a Julio y Caracol a Gustavo Gómez.

–¿Cuál es su canción inolvidable?

–Tres «Anema e cuore» clásica de la música italiana “Yesterday” de The  Beatles y “Love me tender” de Elvis Presley.

— ¿Su cantante favorito aún lo escucha?

–Si, claro. Al más grande: Elvis Presley.

–¿Por qué llegó al mundo de la pintura?

–Desde muy joven comencé a pintar y más tarde me dedique al dibujo publicitario y luego a la pintura de caballete.

— ¿Ha vuelto a reunirse con Harold, Jairo Alonso, Magda Egas, Yolima Pérez?

–Estuve muy pendiente de la novedad de Harold, con Magda hace bastante tiempo que no la veo, con Jairo nos vemos de vez en cuando, Yolima hace mucho se radicó en Los EE.UU.

–¿Qué le ha dejado ser pionero de la balada en Colombia?

–Una gran satisfacción y orgullo de haber sido el primero que se atrevió a cantar la música de la juventud de los inolvidables años sesenta, además dejó a excelentes amigos y recuerdos inolvidables.

— ¿Vio el programa la Voz Colombia?

–Si. Hay talento, pero falta criterio para impulsar muchachos. No es solo mostrar gente, sino dar a conocer su virtud y hacerle seguimiento. Se presentaron docenas, pero ahora, pocos colombianos recuerdan aunque sea a uno solo. Es una lástima. Todo va por el rating y no se le ayuda al joven.