31 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Lo mejor para el país es la paz y no la guerra

17 de enero de 2013
17 de enero de 2013

El Presidente Juan Manuel Santos Calderón está siendo muy valiente en buscar la paz y no la guerra, eso es lo que mandata la Constitución Política Nacional. En Colombia es más difícil hacer la paz que la guerra, pero la población tiene un derecho: el de vivir en paz y en tranquilidad.

En tal sentido, el equipo negociador del Gobierno Nacional, en cabeza del Doctor Humberto de La Calle Lombana tiene razón cuando les exige resultados en materia de paz, mucho más cuando todos sabemos que a la guerrilla de las farc como del eln lo que más le conviene en los actuales momentos son los acuerdos de paz y no los escenarios de guerra.

Deben entender que tienen una deuda moral con el derecho de la población a vivir en paz y en tranquilidad. Por eso, antes de estar haciendo nuevas exigencias en la mesa de paz en La Habana, Cuba, lo que deben es reiterar su compromiso de no agredir más a la población civil. Vale decir, dejar de secuestrar a personas; dejar en libertad y sin ningún tipo de condición a todas las personas secuestradas; cesar el reclutamiento forzado de niños, niñas y adolescentes, lo mismo que la voladura de torres de energía y demás acciones terroristas. Solo así la población civil creerá mucho más en su voluntad de paz.

Todos los que habitamos en nuestro país lo que más queremos es que los diálogos de paz que se desarrollan en Cuba, lleguen a feliz término, porque lo que más deseamos es vivir en paz y no otros cincuenta años de violencia o de conflictos armados internos que al final no han servido para nada.

La paz en Colombia, como lo ha dicho su Santidad El Papa, presupone amor, bondad y desarrollar los valores del perdón y la reconciliación. Con la paz ganamos todos, con la guerra perdemos todos. Es mejor tener guerrilleros hablando que disparando.