30 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La Policía revela detalles del bombardeo al 5 frente de las FARC

2 de enero de 2013
2 de enero de 2013

La Policía reveló hoy detalles de los resultados del bombardeo que se produjo justo cuando están en receso las conversaciones de paz entre el Gobierno y las FARC en la Habana.

Fueron neutralizados 14 guerrilleros y alias “Mayerly”, Segunda Cabecilla, estaría herida. La Operación “Fortuna”, realizada por la Policía Nacional y la Fuerza Aérea aún está en desarrollo.

Según la información recopilada a través de medios técnicos y fuentes competentes, señalan que en la acción operacional María Elda Ramírez, alias “Mayerly” y Segunda Cabecilla del Frente 5 de las Farc, habría resultado herida y estaría coordinando su desmovilización. Alias “Mayerly” controla más del 50% de la producción, recolección y comercialización de cocaína, así como el manejo de las finanzas de esa estructura terrorista. Además es la responsable del accionar armado del Frente 5 de las Farc en los municipios de Apartadó, Chigorodó y Mutatá, se moviliza con 20 guerrilleros entre los que se encuentra su compañero sentimental alias “El Coste”, Cabecilla de Escuadra.

Así mismo, a María Elda se le señala como la encargada de administrar, consolidar y suministrar la información estratégica al frente, obtenida a través de medios públicos, ya que alias “Mayerly” tiene un amplio conocimiento en sistemas.

Entre las acciones terroristas atribuidas a estos individuos, sobresale la activación de un artefacto explosivo contra la población civil en el municipio de Apartadó el 28 de marzo de 2009, lo que dejó como resultado a 15 personas heridas; el ataque terrorista en el sector de Porroso, entre los municipios de Dabeiba y Mutatá (Antioquia) contra la Fuerza Pública donde hubo 19 muertos y 5 heridos en el año de 2005.

Asimismo, se les señala como responsable del múltiple secuestro en la vereda La Fortuna, entre los municipios de Chigorodó y Mutatá, donde secuestraron 8 personas el 19 de agosto de 2002.

Este resultado operacional se logra a partir de actividades de inteligencia, permitiendo la identificación y ubicación de esta estructura terrorista, que para las Farc constituye un soporte estratégico para la preservación de la zona de retaguardia y seguridad, además del control del narcotráfico sobre el noroccidente de Colombia y de salida hacia Centro América.