31 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La mal llamada reforma tributaria.

22 de enero de 2013

ferney pazEs un toma y dame, ataque y contraataque, que seguramente le permitirá a otras corrientes de  expresión hacer protagonismo electoral y sacar provecho en los venideros certámenes electorales. Dicha polarización parece haber llegado a la opinión pública, en donde en una reciente encuesta nacional sale mal librado  el  presidente Santos.

No es sano, ni conveniente para el gobernante de turno, que esté en todo momento dando declaraciones,  utilizadas por los medios de comunicación para hacer  periodismo mediático y  dando a conocer  episodios del pasado en su condición de ministro del  anterior gobierno, situaciones administrativas que por su importancia deberían ser manejadas con total y absoluta discreción.

Todo gobierno para contrarrestar los  embates de la oposición, si la hubiere, debe tener un   verdadero escudero, un ministro fuerte, de vasta experiencia política y parlamentaria, con reconocimiento y respeto nacional, que rebata con argumentos  y tesis programáticas los ataques de las fuerzas contrarias al sistema de gobierno imperante y unos congresistas leales al proyecto político que prometieron defender en campaña.

El actual clima social y político no está para la intemperancia verbal, tanto de unos, como de otros, y bien haría el gobierno en cabeza del ejecutivo concentrarse en los  múltiples problemas  de un vasto sector de la población, que ha sido injustamente marginada del progreso y se le ha tratado de manera excluyente.

Un  importante directivo  de la dirección nacional liberal, me  recordaba que  si el presidente Santos aspira a una reelección, como todo parece indicar, debe priorizar tres temas, que constituyen  la columna vertebral del panorama nacional.

La paz, acompañada de justicia social y equidad. La salud, entendida como un derecho y no como un negocio.  Un  sistema pensional que garantice este derecho   a los colombianos  cuando se llegue a la vejez y  se reúnan los requisitos de ley, tema  que debe merecer toda  la atención estatal, sin contar con los más de tres millones de  desplazados por la violencia paramilitar y guerrillera, por la hambruna y la falta de recursos, para una vida digna, y a la espera que el gobierno cumpla con las sentencias de la Corte constitucional sobre la materia.

Desconozco lo que se entienda en palacio cuando se habla de  equidad, término que desde una universal interpretación, sólo admite una  significación, esto es, la disposición de ánimo que habrá de acompañar siempre al gobernante, para darle a la población lo que merece y necesita, pero de manera equitativa y justa .

Pero pareciera se aplica todo lo contrario, porque con el aval y apoyo del congreso, solo se legisla en favor de unos pocos, se desmontan  tributaciones a cargo del sector  industrial y empresarial, privilegiándose una casta de poder, como se desprende de la  mal llamada reforma tributaria, en donde se evidenció la política de favorecimientos de grupos y el castigo para la clase trabajadora.

El país todavía no ha asimilado  lo que allí se aprobó, o  sino que lo digan los usuarios de la medicina prepagada, que a pesar de rebajársele  el iva del 10 al 5 %, se aumentaron descaradamente las cuotas mensuales en un porcentaje superior al 17 %.

En  el trámite parlamentario  se plantearon valoraciones  debatibles con verdades a medias, y se debe reconocer   los cuestionamientos  reiterados del senador Robledo respecto a los aspectos negativos  de la misma, por cuanto   la eliminación de los parafiscales para ser sustituidos por impuestos a las utilidades de las empresas, no es más como lo exponen los expertos, en transformar dichos impuestos  a cargo de los trabajadores y la clase media.

La redistribución equitativa de la riqueza nacional  a través de  esta reforma, como lo pregonó el equipo económico del gobierno, está por demostrarse y   que  no se le convierta al  ejecutivo en un verdadero dolor de cabeza, la que ha sido calificada como una “retórica populista de mercado“

Resulta conveniente que el ejecutivo no desgaste sus energías en  debates estériles, que sus actos de gobierno sean concretos y de beneficio colectivo, no más foros, ni audiencias públicas,  las cuales  más parecen   reuniones  electorales. En una frase: menos discusión y enfrentamientos, menos embriaguez de poder, y  más  gestión de gobierno,  dentro del marco de un estado social de derecho, porque de no ser así, dichas banderas   serán  recogidas por  otras corrientes de  opinión.  

Adenda: Sorprende  la soberbia y la transformación que sufren algunos funcionarios de todo orden, cuando son designados  para ocupar alguna posición de estado, o para ejercer  la función jurisdiccional, cambian  su forma de vida y de ser, asumiendo  comportamientos   de  arribismo  social y cultural.

Que interesante  sería  recordarles  que por fortuna el poder es efímero y fugaz. Si no fuera así, estaríamos bajo el dominio de Nerón,  el demente de Hitler, Stalin o el insaciable de Napoleón.

Termino con esta fábula : Cuando Sancho Panza se iba a posesionar como gobernador de la Ínsula de  Barataria, su caballero andante y patrón , don  Quijote de la Mancha, inculcó varios consejos y recomendaciones y uno de ellos fue anotarle que no “vayas a ser como la rana que quiso hincharse como el buey y se reventó “.

Bogotá,  Enero 22 de 2013.

Columnas anteriores del autor:

*En la búsqueda de un año promisorio.
*
Reflexiones de fin de año.
*Los cacos de «Interbolsa»

*El desplome de Interbolsa.
*¿Qué hacer para que los fallos judiciales se profieran a tiempo?
*
Recuperar la confianza pública
*Por un Caldas diferente
*Una causa justa
*El adiós a un gran señor
*Estado de Derecho o Estado Rodín
*La verdadera labor del político
*Preguntas que requieren respuestas
*Política social e intercambio humanitario
*¿Cuál democracia?
*Solo la verdad en la búsqueda de la paz
*Por el decoro y dignidad profesional del abogado
*La crisis del Estado e indiferencia ciudadana
*Se agitan tesis de revocatoria
*Reforma a la justicia: un compromiso institucional
*Santos y de la Calle, los ases para la paz
*La libre expresión y la paz como política de Estado
*A propósito de un fallo judicial