24 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Invima revisará si anticonceptivo suspendido en Francia es nocivo

31 de enero de 2013
31 de enero de 2013

Se conoció que la Agencia Nacional francesa de Seguridad de los Medicamentos (ANSM) encontró relación entre el consumo de este medicamento y la muerte de cuatro mujeres a causa de un tromboembolismo venoso (TEV), es decir, la coagulación de la sangre dentro de las venas. El Invima manifestó que «en Colombia no se tiene conocimiento de ningún evento similar como resultado del uso del producto», que en el país es usado para tratar el acné.

La decisión de suspender el medicamento en Francia se dio después de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) pidió revisar la tercera y cuarta generación de estas hormonas combinadas.

Al parecer, esta decisión está relacionada con un posible aumento en el riesgo de producir tromboembolismo venoso (TEV), es decir la coagulación de la sangre dentro de las venas.

La medida, que afecta a la marca Diane 35 del laboratorio Bayer y sus versiones genéricas, se hará efectiva dentro de tres meses. La EMA recomendó a las mujeres que estén tomando este medicamento, no suspender el tratamiento sin consultar con su médico.

La ANSM indicó el lunes que la decisión se fundamentó sobre la muerte de cuatro mujeres (en fechas no precisadas) como consecuencia de trombosis venosa, posiblemente relacionadas con el consumo de esta droga.

El riesgo normal de otros anticonceptivos similares, según la EMA, es de 20 a 40 casos por cada 100 mil mujeres.

El Diane 35, compuesto por las hormonas ciproterona y estradiol, se comercializa en 116 países, incluido Colombia.

‘No hay evidencia suficiente para suspender el medicamento’: Bayer

Carlos Enrique Maldonado, director médico de Bayer en Colombia, aseguró que «la decisión de la agencia francesa es sorpresiva, porque la EMA ha manifestado que no hay evidencia suficiente de riesgo para suspender el medicamento, que en Colombia está sujeto a prescripción médica absoluta y exclusivamente para el control del acné».

En ese sentido, es el médico junto con su paciente el que debe evaluar el riesgo y beneficio de su uso para continuar o suspender el medicamento.