25 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Imputan nuevos cargos contra Julio Gómez por carrusel de contratación

17 de enero de 2013
17 de enero de 2013

Sobre el delito de concierto para delinquir, el Fiscal señaló que se acordó la comisión de delitos indeterminados con el fin de apropiarse de contrataciones en algunas entidades distritales de la ciudad y acomodación de pliego de condiciones para actos de corrupción.

Para lo anterior, se llevaron a cabo reuniones dentro y fuera de la ciudad con Álvaro Dávila, Emilio Tapia; Manuel, Miguel y Guido Nule en oficinas de residencias Tequendama de Bogotá y del Grupo Nule.

“El (Julio Gómez) era uno de los organizadores y promotores del acuerdo común, prestó su apoyo para que el exalcalde Moreno ocupara su cargo. Y contactó y colaboró al grupo Nule para que con éxito lograran licitaciones de Bogotá”. Señaló el Fiscal.

El otro cargo es por peculado por apropiación, en condición de interviniente a favor de terceros, a razón de la ejecución del contrato 137 de 2007, fase III de Transmilenio, por más de 1750 millones para que se lograra la adjudicación al grupo Nule. Y a su vez por la ejecución de los contratos de Malla Vial 071 de 2008 por 6 mil 678 millones y 072 de 2008 por más de 4 mil 200 millones.

“Hubo un acuerdo entre Cosco S.A con el grupo Nule para que a través de ofertas mercantiles se sustentará un dinero que no fue invertido en obras como la Calle 26 ocasionando una pérdida del anticipo”, indicó el Fiscal Valbuena.

A Julio Gómez también se le imputaron cargos por interés indebido en la celebración de contratos llevado a cabo entre Liliana Pardo, funcionaria del Idu. Inocencio Meléndez y otros funcionarios. “Gómez logró que se calificara a la unión temporal Trasvial de Grupo Nule para que se le adjudicara el contrato 137 de 2007” señaló la Fiscalía.

En relación al delito de cohecho propio, el ente acusador señaló que Julio Gómez aceptó la promesa remuneratoria a favor de funcionarios públicos y ejecutó actos contrarios a sus funciones, con lo cual vulneró la pulcritud y rectitud al corromper la administración pública.

Incluso el Fiscal indicó que para la ejecución del contrato 071 y 072 de 2008 de Malla Vial, el empresario aceptó el 8 % de comisión como anticipo del mismo, lo que significa que actuó dolosamente.

 

La audiencia de imputación se realizó luego de que el 19 de noviembre de 2012, un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá declarara nulo un primer preacuerdo al que habían llegado la Fiscalía y el empresario dentro del proceso que se adelanta en su contra por el llamado carrusel de la contratación.