25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿El Procurador en campaña?

15 de enero de 2013

Otra pancarta que vimos en los tendidos de sol y sombra, en la Monumental Plaza de Manizales: “Aficionados taurinos de Bogotá desplazados por Petro… Presentes”. La copiosa embajada bogotana fue muy bien acogida en la capital caldense, de acuerdo con el reporte del colega Héctor Arango.

El señor Ordóñez estuvo en barrera de sombra del tendido, muy cerca del ministro Germán Vargas Lleras, igualmente en campaña.

Costos de la salud por las nubes

¿Cómo puede justificarse que mientras el salario mínimo –que es el regulador de todas las alzas– aumenta solo un 4.3%, las empresas de la medicina pre-pagada eleven sus ya altas  tarifas hasta en un 60%?

Esta aberrante situación solo puede ocurrir en el país más feliz del mundo, Colombia, donde sus gobernantes enriquecen a los más pudientes y arruinan definitivamente a los que apenas les alcanza milagrosamente el sueldo para subsistir.

Volviendo a la medicina pre-pagada, COOMEVA, por ejemplo,  elevó hasta en un 60% las tarifas en Medellín, mientras el gobierno cacarea y hace alarde de unos supuestos alivios para los colombianos.

El gobierno, en su reforma tributaria, favoreció a los más ricos rebajándoles el impuesto a la renta; los eximió de pagar impuesto sobre dividendos; rebajó la gasolina, pero los dueños de las bombas siguen cobrando lo que les da la gana y en los restaurantes – sector donde ya había gran evasión – se rebajó el IVA pero los dueños siguen cobrándolo a la tarifa de antes. Y la diferencia del gravamen a dónde va? Averíguelo Vargas.

Habló el Ministro

A propósito de la medicina pre-pagada, el ministro de salud, Alejandro Gaviria, dijo en reportaje para don Yamid, en El Tiempo, el domingo,  que las empresas prestadoras “están en libertad vigilada y la superintendencia estudia controles”.

Eso de “libertad vigilada” no pasa de ser un sofisma y un engaña-bobos,  porque si alguien es contratado, por ejemplo,  para vigilar un establecimiento, su primer deber es impedir que entren los ladrones. Después verá si llama o no a la policía o suelta al delincuente.

Ante las escandalosas e inhumanas alzas dispuestas por las empresas de la medicina pre pagada, el ministro Gaviria recordó que en la reforma tributaria se bajó el IVA del 10 al 5% “pero para nuestra sorpresa muchas primas aumentaron de manera exorbitante… Nos preocupan los indicios de abusos generalizados”.

Señor ministro: además de su “sorpresa” y su “preocupación”, que es la misma de los sufridos paganinis, que además son los que se sienten atracados, qué va a hacer el gobierno para contener estos criminales abusos?

Una buena noticia

Celebramos esta gratificante noticia que vimos en el buzón de mensajes de El Muro del Patán:

Norberto:

A veces mi diccionario personal se queda corto para poder agradecer su generosidad, su afecto, su apoyo, sus palabras y sus mensajes.

Muchas gracias por todo lo que usted hijo en «El muro», por su generosidad, por todo lo que generó en torno a mi salud.

Gracias a Dios y a las oraciones de todos los amigos y colegas y allegados, voy muy bien, progresando y logrando enormes resultados.

La parca quiso llevarme, pero se quedó con los crespos hechos. No pudo. Y me quedé en el planeta.

De nuevo gracias por tanta generosidad y solidaridad.

Jorge Consuegra

Del ISS a Colpensiones

Supimos en fuentes serias que tal vez con el ánimo de estrenar de todo, incluidos los vehículos de los más altos ejecutivos, Colpensiones  no solicitó la entrega de los bienes que posee el Instituto de Seguros Sociales.

El patrimonio en bienes inmuebles hospitalarios, dispensarios médicos, farmacias, edificios de oficinas, equipos quirúrgicos, odontológicos, ambulancias, vehículos de los altos ejecutivos en Bogotá y en todas las seccionales, fue constituido en más de cincuenta años con los aportes de los empleadores y de los trabajadores colombianos y ahora no le interesa a quienes administrarán lo que queda de la seguridad social de los trabajadores colombianos, representada meramente en la expectativa de obtener la pensión de vejez, invalidez y muerte, como último beneficio económico al final de una vida de trabajo.

El espacioso edificio

El ISS ya vendió el amplio edificio que fue su sede principal en el Centro Administrativo Nacional, CAN, al parecer al  Consejo Superior de la Judicatura (esta versión no ha sido confirmada, pero hay obreros trabajando en el lugar)

Pero el Seguro Social, dentro del proceso de liquidación, debe proceder ahora a la venta de las 28 sedes   seccionales, que no se sabe aún cuánto valen comercialmente, que es el valor al cual deben ofrecerse en el mercado y no el precio catastral con el cual puedan registrarse “evasivamente”.

Ya fueron cerrados  52 Centros de Atención al Pensionado (CAP) oficinas ante las cuales los afiliados adelantaban gestiones para el trámite (el lento y kafquiano trámite) de sus pensiones.

Cuando termine la venta de los bienes del Instituto Colombiano de Seguros Sociales, a dónde irán a parar esos dineros “ahorrados” por el Estado por cuenta de empleadores y trabajadores?

Tolón tilín

Qué tanto saben los dirigentes gremiales (empresariales y sindicales) sobre el proceso? por qué no han dejado oir sus voces los dirigentes de las centrales obreras que cacarean la defensa de los intereses de la clase obrera?

Sería conveniente que el gobierno de ahora, porque los de antes fueron los que usufructuaron la administración del ISS y no lo harán, precise públicamente  cómo es el proceso de liquidación a quiénes o cuáles entidades serán las beneficiarias finales del elevado patrimonio puesto en venta.