19 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

ICBF instauró demanda contra padre de bebé raptada en Bogotá

15 de enero de 2013
15 de enero de 2013

Diego Molano, director del Icbf, señaló en diálogo con Blu Radio, que la demanda busca garantizar y proteger los derechos de las dos menores de edad, Katherine Gallego (de 14 años), madre de Alison Brigite de 21 días de nacida.

“No es normal que una niña de 14 años tenga un bebé, que una menor tenga relaciones sexuales a los 13 años (…) Cualquier relación sexual con un menor de edad es delito. Por eso el Icbf instauró una demanda para investigar en qué condiciones se presentó esta relación y desde qué momento”, dijo Molano.

El funcionario recordó que la Ley en Colombia tipifica como un delito este tipo de relaciones sin importar que sean consensuada. “Estamos analizando el caso a partir de una demanda que instauramos el viernes pasado. La consecuencia en caso de que se compruebe una irregularidad, es una sanción de cárcel, sin embargo eso lo determina el juez”, agregó en diálogo con Blu Radio.

Molano señaló el embarazo en menores de edad es muy común en Colombia, y advirtió que es necesario que las autoridades actúen en protección de los menores. “Esta es una situación frecuente, el embarazo adolescentes en Colombia, 19 de cada 100 niñas ya han tenido un niño antes de los 18 años”.

Finalmente, Molano señaló que este caso debe actuar como un antecedente para que los hombres sean conscientes de las implicaciones que tiene tener relaciones sexuales con menores de 14 años.

“Es necesario que nuestra sociedad tenga claridad que esto es un delito, que debe ser investigado. Hay que hacer un esfuerzo de protección y prevención. Nos debe llegar a la reflexión que no es normal que una niña de 14 años quede embarazada”, puntualizó. Respecto a la decisión del juez de dejar en libertad a Liliana Marcela Catillo, la secuestradora de Alison Brigite, el funcionario señaló que contrario a los que decidieron las autoridades judiciales, esta mujer si representa un peligro para la sociedad.

“Una secuestradora de una niños es claramente un peligro para la sociedad (…) los derechos del niño se privilegian por encima de los derechos de los demás y en ese sentido se debe castigar a las personas que han puesto en riesgo la integridad de un menor”.