25 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Eucario y su comentario

5 de enero de 2013

eucario bermudezLa rápida imaginación de los colombianos ha sorprendido esta semana con la propuesta de colocar chalecos antibala a los niños para protegerlos de los constantes crímenes en las escuelas. Que horror que tengamos que llegar a esos extremos, pero es tal la desesperación y el temor constante de los padres de familia por la seguridad de sus hijos, que aunque parezca descabellado y torpe, la propuesta ha recibido ya aceptación especialmente de familias norteamericanas que están demandándolos en cantidades considerables.  El empresario Miguel Caballero propietario de la empresa, en un país en que presidentes, gobernadores, congresistas y altos funcionarios tienen que usar ese tipo de protección personal debido a la inseguridad y la violencia, ha explicado que la decisión ha obedecido primordialmente a las solicitudes de esas prendas desde los Estados Unidos y advierte que nunca paso por su cabeza orientar hacia ese mercado su producción, porque “los niños nunca deben estar en los conflictos”.  Esto hace pensar una y otra vez  en la situación extrema a la que hemos llegado en un mundo en el que nadie, ni los niños estan exentos de ser victimas de tanto loco degenerado que no tuvo en su niñez un consejo sabio, una orientación, un catalogo de buenas maneras, de respeto por la vida de los demás y en cualquier momento toma un arma y asesina niños  indefensos.  Que pensaran esos pequeños y como les explicaran sus padres los motivos para obligarlos a llevar además de sus morrales y sus uniformes, unos incomodos chalecos antibalas ? Tener que blindar a los niños como ya se ha puesto en practica es una vergüenza para la sociedad.