21 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En 2012 fueron rechazadas 2.572 solicitudes de cédulas de ciudadanía

4 de enero de 2013
4 de enero de 2013

Este logro se debió más que todo a la implementación del Plan de Modernización Tecnológica en su segunda fase (PMTII) que adelanta la entidad desde 2008 y que ha permitido implementar la identificación biométrica a partir del cotejo de la huella dactilar en distintos procesos, para garantizar la plena identidad de los colombianos.

Después de verificar la información y que los ciudadanos solicitaran de nuevo la producción de su documento de identidad, se detectaron en 2012 un total de 2.572  casos que obedecen a posible doble cedulación y 133 a posible suplantación.

Los 2.572 casos que obedecen a posible doble cedulación ocurren cuando el ciudadano intenta obtener dos o más cédulas a su nombre, pero con distinto número de identificación. Las cédulas contienen las mismas huellas dactilares y en algunos casos el mismo nombre o foto, pero son dos documentos distintos.

Adicionalmente, las 133 solicitudes rechazadas corresponden a posible suplantación se presentan cuando los ciudadanos intentan obtener una cédula de ciudadanía a nombre de otro colombiano. Esta situación propicia lo que se conoce como “robo de identidad”, que consiste en que una persona intenta obtener desde el pasaporte hasta créditos a nombre de otro colombiano.

Una vez la Registraduría Nacional del Estado Civil encuentra un caso de posible doble cedulación o posible suplantación expide una resolución para cancelar el documento de identidad y se solicita al registrador del municipio correspondiente donde sucede el hecho informar a la autoridad correspondiente por la presunta comisión de una conducta punible.

La cantidad de casos detectados en 2012 es similar a la registrada en 2011, año en el que se rechazaron 2.137 solicitudes por posible doble cedulación y 102 por posible suplantación.

Desde el año 2008 a la fecha, la modernización tecnológica emprendida por la Registraduría Nacional del Estado Civil ha permitido detectar 88.209 casos de posible doble cedulación y 82.004 casos de posible suplantación de identidad. Todos estos trámites de expedición de cédulas amarillas con hologramas fueron rechazados automáticamente por el sistema, garantizando un control óptimo en los procesos de identificación.

Desde el 31 de julio de 2010 el único documento de identidad válido vigente es la cédula de ciudadanía amarilla con hologramas de acuerdo con la  Ley 757 de 2002 mediante la cual se estableció que el plazo para que el ciudadano renovara su cédula de ciudadanía no podría ir más allá del 1 de enero de 2006. Poco antes del vencimiento de este plazo, el 29 de diciembre de 2005 se expidió la Ley 999 de 2005, con la cual se prorrogó de nuevo el plazo hasta el 31 de diciembre del año 2009, plazo que fue prorrogado por el Gobierno Nacional a través del Decreto 4969 del Ministerio del Interior y de Justicia.