18 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El sueño de Obama

23 de enero de 2013

Curiosamente el presidente echó mano de aquella famosa frase que ha hecho famoso al país: “Sueño americano”. Sueño no sólo para quienes nacen en dicho país sino para los miles de inmigrantes del mundo entero que quieren ver realizados sus sueños en ese país.

Pero la realización de tantos sueños, es bien difícil por la situación que se atraviesa en este momento con unos niveles de endeudamiento que están llegando a su tope. Y digamos que su triunfo sobre los Republicanos no fue tan contundente como se esperaba, de manera que la oposición en el Congreso a las medidas, tanto económicas como las que tienen que ver con introducir cierta laxitud para los inmigrantes, será, a no dudarlo, cerrada.

Preocupa además de todo lo anterior, la posición que Obama ha asumido frente a la Educación, pues es bien sabido que por el mundo entero recorre una especie de aspiradora gigante que viene desapareciendo de los planes educativos los estudios humanísticos.

José Izquierdo anota al respecto: “ .. Por otro lado, resulta aún más preocupante que Obama se deshaga en elogios para los países de extremo Oriente, como Singapur,  que a su juicio nos han superado en materia de educación científica y tecnológica.  Además, sus elogios para esas naciones cargan con cierto tono ominoso, pues declara que «ellos pasan menos tiempo enseñando cosas que no importan y más otras que si. No preparan a sus alumnos sólo para la universidad o para la escuela secundaria. Los preparan para una carrera laboral. Nosotros no. «En otras palabras, se supone entonces que las cosas que sí importan son aquellas que nos preparan «para una carrera laboral «. Entre los objetivos a los que vale la pena dedicarle tiempo nunca se menciona una vida plena de significado ni un ejercicio atento y respetuoso de la ciudadanía.”

Sin duda alguna el signo de los tiempos modernos es el de “trabajar, trabajar y trabajar”, de manera que en la Universidades lo que importa es preparar para “trabajar”, para suplir las necesidades del mercado, pero aquellos temas, aquellas asignaturas que tienen relación con comprender, entender la razón por la cual estamos en este mundo y la búsqueda de la felicidad por medio de unas competencias comunicativas, de solidaridad, pareciera que no son lo suficientemente rentables como para que se les dedique espacios en la esfera escolar.

Como bien lo dice José Izquierdo, “Obama invita a la búsqueda del sueño americano, pero se lo olvida que para lograrlo, es necesario aprender a soñar.