29 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ecopetrol, la verdadera joya de la corona

29 de enero de 2013

Ayer fue noticia porque superó a la brasileña Petrobras como primera empresa de América Latina por capitalización bursátil. Según el comentario del Financial Times, “la capitalización del mercado de la petrolera colombiana era de US$129.500 millones al cierre de la sesión del viernes, por encima de los US$126.800 millones con que acabó la brasileña Petrobras, que es tres veces más grande”. El diario londinense subraya que Ecopetrol, propiedad del Estado en un 80%, es responsable de la mayor parte de la producción de petróleo de Colombia, que con su riqueza de recursos y un entorno favorable a los negocios cada vez atrae más inversión internacional.

La capitalización aumentó un 50% en los últimos 15 meses, y según los especialista en el tema “no responde a los aspectos fundamentales del negocio y se debe más bien a recientes flujos de inversión (…) La capitalización solo es un reflejo de la confianza que el mercado tiene en Colombia en general y en Ecopetrol en particular, pero el mercado tiene alzas y descensos”. La compañía colombiana ocupa el puesto 303 del ranking empresarial de revista Fortune que mide las 500 empresas más grandes del mundo. Según el último dato del conteo, ganó 142 posiciones respecto al 2010, al elevar sus ingresos 63,4% en 2011, los cuales ascendieron a US$35.520 millones. Se espera que cuando se muestren los resultados de 2012, la compañía se ubique entre las 200.

Pero qué obligaciones asume Ecopetrol con estas buenas noticias que está brindado desde hace pocos años. Su primer reto es fortalecer su papel como multinacional petrolera con negocios en varios países y para tal efecto deberá pasar de ser una compañía criolla llena de abogados especialistas en temas jurídicos sobre la extracción de crudo, a una factoría con los mejores ingenieros especializados en el sector minero energético. El otro reto estratégico es seguir robusteciendo sus gobierno corporativo, sus buenas prácticas ambientales y su modernización en todos los frentes de su alta gerencia.

Ecopetrol se metió en las grandes ligas y no debe ser inferior a ese reto.

La República, Editorial