15 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colombia está abastecida de alimentos para afrontar temporada seca: MinAgriculura

12 de enero de 2013
12 de enero de 2013

“Si hay que importar alimentos se hará, pero el país ha estado, en líneas generales, bien abastecido”, subrayó Restrepo Salazar, al dar un parte de tranquilidad a los consumidores colombianos ante la temporada seca, que se prolongará hasta mediados de marzo, de acuerdo con el Ideam,

En el caso de las importaciones de arroz recordó que estas obedecen, fundamentalmente, a los primeros contingentes negociados hace varios años en el marco del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y a las que provendrán de la Comunidad Andina.

“El suministro de arroz está garantizado y por eso es que llama la atención el comportamiento de los precios. Y por eso es que le hemos solicitado a la Superintendencia de Industria y Comercio que analice el tema. No se entiende que el precio del arroz en los últimos meses ha bajado entre 25 y 30 por ciento pero a nivel del consumidor el precio no ha bajado”, subrayó el titular de la cartera agropecuaria.

El Ministro dijo que aunque ya se había pronosticado de meses atrás la severidad del tiempo seco, preocupan los efectos de la sequía, las heladas y los incendios forestales sobre los precios de algunos productos agropecuarios.

Recordó que el primer trimestre de cada año es estacionalmente de mayor inflación que los demás, porque es una época en la cual se siembra, en tanto que en los segundos y terceros trimestres se recoge la cosecha.

Así las cosas, indicó el Ministro, no se puede descartar que se presenten alzas en algunos productos sin comprometer las metas, como ocurrió el pasado año, cuando los alimentos contribuyeron a la inflación histórica del 2.4 por ciento.

El Ministro de Agricultura informó que esa cartera viene ejecutando varias acciones para morigerar los efectos de la ola de verano en la actividad agropecuaria. Una de ellas es la provisión de forrajes, a precios subsidiados, para evitar una hambruna ganadera por falta de pastos.